Bruselas expedienta también a Bélgica por facilitar la ingeniería fiscal a multinacionales

La Comisión Europea ha abierto este martes una investigación en profundidad sobre una disposición fiscal belga que permite a las empresas multinacionales reducir sustancialmente el impuesto de sociedades al que están sujetas en Bélgica. Bruselas considera que esta disposición podría vulnerar las reglas de la UE en materia de ayudas públicas, que prohíben conceder ventajas selectivas que beneficien a determinadas compañías.

El expediente contra Bélgica forma parte de la campaña que ha lanzado el Ejecutivo comunitario para acabar con las prácticas de ingeniería fiscal a las que recurren las multinacionales para minimizar el pago de impuestos en Europa. La Comisión ya ha iniciado investigaciones similares contra Luxemburgo por sus ventajas fiscales a Amazon y Fiat; contra Irlanda por su acuerdo con Apple (NasdaqGS: AAPL – noticias) y contra Holanda por el de Starbucks (Swiss: SBUX.SW – noticias) . Además, ha pedido información a todos los Estados miembros sobre sus pactos tributarios con multinacionales.

En el caso de Bélgica, el Ejecutivo comunitario investiga en concreto el sistema de decisiones tributarias anticipadas que afecta a los ‘beneficios excesivos’. Este sistema permite a las multinacionales establecidas en Bélgica deducirse de la base del impuesto de sociedades los denominados ‘beneficios excesivos’, aquellos que supuestamente resultan de las ventajas que supone formar parte de un grupo multinacional.

Este tipo de deducciones fiscales supera generalmente el 50% y a veces alcanza el 90% de los beneficios afectados por la decisión anticipada.

El sistema, que data de 2004, ha beneficiado a alrededor de 60 multinacionales con base en Bélgica durante los últimos 10 años, entre las que se encuentran la cervecera AB InBev o British American Tobacco (Londres: BATS.L – noticias) , según ha informado la prensa belga. La Comisión ha eludido dar ningún detalle sobre los beneficiarios.

“Parece que el sistema belga de los ‘beneficios excesivos’ concede a algunas empresas multinacionales, y sólo a éstas, reducciones tributarias considerables de las que no pueden beneficiarse las empresas autónomas”, ha dicho la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager. “Si nuestros temores se confirman, este sistema generalizado constituiría una distorsión grave de la competencia, al favorecer indebidamente a un número limitado de empresas multinacionales”, ha resaltado Vestager.

Según el análisis preliminar de Bruselas, este régimen sólo beneficia a los grupos multinacionales, mientras que las empresas belgas que sólo tienen actividad en su país no pueden optar a ventajas similares.

Las autoridades belgas han alegado que esta disposición fiscal responde a la puesta en práctica del principio general de plena competencia definido por la OCDE. Pero el Ejecutivo comunitario duda de la validez de esta interpretación del principio de la OCDE.

La Comisión cree que el ‘beneficio excesivo’ alegado en estas decisiones tributarias, es decir, las deducciones que una multinacional puede reclamar por las sinergias intragrupo o las economías de escala, “sobreestiman de forma significativa los beneficios reales de ser un grupo multinacional”.

La mayoría de estas decisiones se adoptan además a favor de empresas que han relocalizado una parte de sus actividades en Bélgica o han hecho inversiones importantes en el país. El Ejecutivo comunitario tampoco cree que el régimen esté justificado por la necesidad de evitar la doble imposición.

Bruselas investigará ahora en profundidad si estas dudas están justificadas. La apertura del expediente no prejuzga el resultado final y da a todas las partes interesadas la oportunidad de presentar alegaciones. Si la Comisión concluye que el sistema belga es ilegal, podría obligar a las empresas beneficiarias a devolver las ayudas.

El ministro de Finanzas belga, Johan Van Overtveldt, ha prometido una “plena colaboración” con la investigación del Ejecutivo comunitario.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada