Comprar sin papeles

Receipt PilePrimero fueron las bolsas de plástico, y ahora le toca el turno a los tickets de papel. La prueba de compra que todos los supermercados suministran a sus clientes tiene las horas contadas. La cadena Carrefour ha puesto en marcha su proyecto Papel 0, que permitirá reducir hasta un 70% del papel emitido en su línea de cajas y la digitalización de los principales procesos en sus oficinas centrales, según ha anunciado mediante un comunicado de prensa. 

El fin del papel será progresivo. En una primer momento, los clientes de la aplicación Mi Carrefour, que permite hacer la compra y gestionar los datos personales y de pago, podrán seleccionar la opción de dejar de recibir los cheques ahorro y de promoción, el sistema que con el que la distribuidora francesa premia su fidelidad, en papel. Si lo hacen, podrán seguir beneficiándose de este tipo de ventajas, pero no tendrán que llevar un cupón recortado a la caja. 

En una segunda fase, Carrefour irá eliminando los tickets de caja en todas sus tiendas, que en España son 175 hipermercados, 114 supermercados Carrefour Market y 538 supermercados Carrefour Express.

Mercadona anunció hace unas semanas que en sus nuevas tiendas los trabajadores utilizarán tabletas y dispositivos móviles para realizar pedidos o para tramitar cualquier tipo de petición a las oficinas centrales, mediante una serie de aplicaciones específicas. Con esta medida, la compañía que dirige Juan Roig espera poder agilizar estos trámites, mejorar los procesos de stock y ahorrar en papel. 

Por su parte, Lidl también anunció el pasado mes de diciembre que dejará de dar el ticket de compra en los cien supermercados que la compañía tiene en Suiza, para ayudar al medio ambiente y para ahorrar costes.

En la actualidad, las tiendas físicas de Apple envían a sus clientes una factura con el montante de la compra directamente al correo electrónico, sin necesidad de imprimir en ningún momento el ticket. Lo mismo va a ocurrir en el supermercado físico que el gigante de Internet Amazon va a abrir en Seattle. En dicho establecimiento, los clientes podrán recoger los artículos de las estanterías y ni siquiera tendrán que pasar por caja: un sistema de sensores y cámaras detectarán los objetos comprados y enviará la factura al móvil del cliente, que solo tendrá que confirmar el montante para que el pago se efectúe.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada