La Bolsa española sube el 0,27 por ciento y se acerca a 9.500 puntos

Vista de un panel de la Bolsa de Madrid que refleja la evolución del principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, que bajaba hoy un 0,16 % poco después de la apertura de la sesión y se instalaba en los 9.448 enteros, a la espera de la subasta de deuda a largo plazo que hoy celebra el Tesoro español.

Vista de un panel de la Bolsa de Madrid que refleja la evolución del principal indicador de la Bolsa española, el IBEX 35, que bajaba hoy un 0,16 % poco después de la apertura de la sesión y se instalaba en los 9.448 enteros, a la espera de la subasta de deuda a largo plazo que hoy celebra el Tesoro español.

La Bolsa española se aproximó hoy a 9.500 puntos con un avance del 0,27 por ciento en un final de jornada marcado por las turbulencias en el mercado de deuda y divisas (el euro subió hasta 1,06 dólares) y la bajada de Wall Street, según datos del mercado y expertos consultados.

Con la prima de riesgo en 124 puntos básicos al cierre (ayer acabó en 116), el principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, ganó 25,3 puntos, el 0,27 por ciento, hasta 9.488,2 puntos.

En cuanto a las plazas europeas y mientras la cotización del euro se situaba en 1,059 dólares a esta hora, Milán y Londres subieron el 0,08 por ciento, en tanto que París ganó el 0,03 por ciento y Fráncfort el 0,01 por ciento.

Las actas de la Reserva Federal atragantaban en la víspera a Wall Street, que subía el 0,3 por ciento pero era incapaz de superar superar los máximos históricos alcanzados dos semanas atrás.

Con ese condicionante, la inestable situación de la cotización del yuan y la bajada del 0,4 por ciento de Tokio, el mercado nacional se acercaba a 9.400 puntos, a lo que ayudaba el retroceso de las plazas europeas.

Tras esta situación se encontraba la cotización del euro, que avanzaba esta mañana a 1,057 dólares, después de que las actas del banco central estadounidense señalaran una mejoría evidente del mercado laboral y de la economía con el presidente electo, Donald Trump.

Luego, empezó un período de incertidumbre con la publicación de varias estadísticas y su incidencia en otros mercados financieros.

El alza en noviembre de los precios industriales en la zona euro el 0,3 por ciento ayudaba a la banca por su componente inflacionistas y la bolsa se acercaba, sin poder superar, el nivel de 9.500 puntos.

Tras la subasta de deuda a medio y largo plazo en España, el descenso de las peticiones semanales de subsidios de desempleo en los Estados Unidos y el buen comportamiento de la actividad en el sector servicios el mes pasado sirvieron de excusa para provocar turbulencias en los mercados financieros.

De esa manera, la Bolsa española, tras un rato en pérdidas, consiguió acabar el día con ganancias, mientras que el dólar subía a 1,06 dólares (nivel de mes y medio atrás) y Wall Street perdía el 0,5 por ciento.

De los grandes valores, solo bajó Inditex, el 1,63 por ciento, la mayor caída del IBEX, mientras que Telefónica, tercer mayor avance de este índice, ayudó al alza del mercado al subir el 2,12 por ciento; BBVA el 0,35 por ciento; Banco Santander el 0,29 por ciento; Repsol el 0,15 por ciento e Iberdrola el 0,12 por ciento.

IAG comandó las subidas del IBEX con un alza del 3,88 por ciento, seguida por ArcelorMittal, con un repunte del 3,74 por ciento, y de Telefónica, mientras que Cellnex avanzó el 1,67 por ciento.

De los once valores del IBEX con pérdidas y después de Inditex, la mayor caída correspondió a Viscofán, el 1,14 por ciento, en tanto que Gamesa cedió el 0,46 por ciento y Acciona el 0,28 por ciento.

En el mercado continuo se negociaron 2.600 millones de euros y sobresalió la subida del 23,08 por ciento de Urbas, después de que se negociara el 2 por ciento de su capital, así como la caída del 4,1 por ciento de Parques Reunidos después de conocerse un par de compraventas de su capital, alguna a precios inferiores al de mercado.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada