Portugal estudia nacionalización del Novo Banco tras “fracaso” de su venta

Manifestantes protestan frente a una sucursal del Novo Banco durante una manifestación convocada por las víctimas del antiguo banco portugués BES, su antecesor, en Lisboa, el 4 de febrero de 2016.

Manifestantes protestan frente a una sucursal del Novo Banco durante una manifestación convocada por las víctimas del antiguo banco portugués BES, su antecesor, en Lisboa, el 4 de febrero de 2016.

La venta del Novo Banco es “un fracaso”, aseguró el sábado Carlos César, presidente del Partido socialista en el poder en Portugal, y aludió a la posibilidad de una “nacionalización” temporal del banco creado en 2014 de los restos del Banco Espirito Santo (BES).

“El gobierno debe evitar una venta ruinosa. Las propuestas que están sobre la mesa actualmente son casi vejatorias” declaró en entrevista al semanario Expresso.

“El objetivo final es la venta” del Novo Banco, “pero la nacionalización puede ser una etapa con vistas a una reprivatización ulterior”, indica Carlos César.

El fondo de inversión norteamericano Lone Star es el “candidato en mejor posición” para concluir las negociaciones destinadas a la compra del Novo Banco, había indicado esta semana el banco central de Portugal.

Presente en Portugal en el sector inmobiliario y de la distribución, Lone Star ofreció 750 millones de euros para adquirir el 100% de Novo Banco y aumentar el capital del banco en la misma proporción.

Pero la oferta es muy inferior a la suma de 4.900 millones de dólares que el Estado y los bancos portugueses tuvieron que inyectar en agosto de 2014 en Novo Banco, heredero de activos considerados sanos del BES tras su bancarrota en medio de irregularidades de contabilidad.

Una nacionalización de Novo Banco sería sin embargo contraria a los compromisos de Portugal ante la Comisión europea, que fijó el 3 de agosto de 2017 como fecha límite para la venta de este banco.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada