Los directivos españoles, entre los más optimistas ante el ejercicio 2017

EmpresaLos grandes ejecutivos españoles están entre los más optimistas del mundo respecto a las perspectivas de sus negocios en 2017 y más de la mitad cree que será un excelente año, según la XX Encuesta Mundial elaborada por PwC y presentada hoy en el Foro Económico Mundial de Davos.

La encuesta, elaborada a partir de la opinión de 1.379 consejeros delegados de todo el mundo, indica que un 50 % de altos directivos se muestra “muy confiado” en que sus compañías cumplirán con las previsiones de crecimiento durante este año y un 40 % declara estar “confiado”.

Estos números sitúan el grado de confianza de los ejecutivos españoles muy por encima del resto de encuestados, ya que en todo el mundo un 38 % asegura sentirse “muy confiado”.

Sólo los directivos de India, Brasil y Rumanía superan a los españoles, que son los más optimistas de la zona del euro, frente a un 41 % de británicos, un 38 % de italianos y un 31 % de alemanes (31%).

El presidente de la compañía, Bob Moritz, ha explicado durante la presentación de la encuesta que la incertidumbre económica mundial, el exceso de regulación y la inestabilidad geopolítica son las principales amenazas para todos los encuestados, aunque en el caso de España el “brexit” es también motivo recurrente de preocupación para un 80 %.

La elevada confianza de los ejecutivos españoles se extiende también a la creación de empleo, pues la mitad de los encuestados está dispuesto a aumentar su plantilla este año, y apenas un 10 % cree que tendrá que prescindir de trabajadores.

Lo que más preocupa a los consejeros delegados de las mayores empresas españolas es la coyuntura internacional, y un 60 % cree que la actual situación de debilidad e incertidumbre se mantendrá durante los próximos doce meses, y solo un 20 % que cree que mejorará.

En este sentido, los españoles son más pesimistas que sus homólogos del resto del mundo, que además han mejorado sus expectativas: hace un año un 27 % confiaba en una mejora del entorno internacional, un porcentaje que este año se ha elevado al 29%.

El presidente de PwC en España, Gonzalo Sánchez, atribuye la confianza de los ejecutivos españoles en la marcha de sus negocios “al fin de la incertidumbre política, que va a tener un buen reflejo en términos de crecimiento y creación de empleo en 2017″.

Sánchez coincide con la mayoría de los encuestados españoles, y asegura que “los riesgos para nuestra economía vienen, principalmente, del entorno macrointernacional, de factores como la debilidad de la recuperación en la UE, el deterioro de las expectativas en Estados Unidos o la menor entidad de la alianza entre ambos lados del Atlántico”.

Los ejecutivos españoles están dispuestos a apostar por la innovación y las tecnologías digitales, y esperan que el crecimiento y el incremento de la rentabilidad de sus compañías será orgánico -para un 83 %- y también fruto de políticas de reducción de costes -según un 53 %-.

Los mercados emergentes han pasado a un segundo plano -con excepción de México- entre las preferencias de inversión de los consejeros delegados españoles, que señalan a Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y el país azteca, por ese orden, en tanto que China y Brasil han perdido interés, ha explicado Bob Moritz.

Para el conjunto de los encuestados en todo el mundo, Estados Unidos, China, Alemania y Reino Unido mantienen las primeras posiciones en cuento destinos de inversión, mientras que India, Brasil, Rusia y Argentina han perdido atractivo.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada