Grecia se queda por debajo de las expectativas en la primera subasta de Letras

El vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, en la reciente reunión del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza).

El vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, en la reciente reunión del Foro Económico Mundial en Davos (Suiza).

Grecia colocó hoy las primeras Letras del Tesoro bajo el Gobierno del izquierdista Alexis Tsipras, a un interés superior al de la subasta anterior y con un volumen claramente inferior al esperado.

 

El Tesoro colocó un total de 812,5 millones de euros en Letras para renovar títulos a seis meses que vencen este jueves a un interés del 2,75 %.

 

Hace un mes, se habían subastado prácticamente el doble de títulos, un total de 1.625 millones de euros, a un tipo claramente inferior, el 2,30 %, aunque ya entonces, con las elecciones en puertas, el rendimiento fue superior al 2,11 % de la subasta de diciembre.

 

Según los analistas, el Gobierno esperaba poder colocar unos 1.000 millones de euros, por lo que la subasta quedó lejos de las expectativas.

 

La demanda superó en tan solo 1,30 veces los 625 millones de la oferta inicial, pese a que el volumen ofertado era claramente inferior a los 1.625 millones de la subasta del 7 de enero pasado.

 

El momento para esta subasta no fue precisamente el mejor, pues los mercados presentan hoy una imagen de alto nerviosismo, a la espera de decisiones palpables de las reuniones de Tsipras y su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, en Bruselas y Fráncfort.

 

Tras el fuerte repunte registrado ayer en la Bolsa, cuyo índice principal se disparó más de un 11 %, impulsado por las declaraciones de Varufakis, quien redefinió la reclamación de una quita de la deuda por el de canje de bonos, hoy los mercados se encontraban a la espera de la reacción europea a algunas de las propuestas de Atenas.

 

La subasta tuvo lugar antes de que se conociera ningún resultado, pero bajo la impresión de filtraciones, según las cuales algunas de las propuestas no iban a contar con la aprobación de los socios europeos.

 

Entre las propuestas y peticiones de Varufakis figuraba, según los medios locales, la de solicitar al Banco Central Europeo (BCE) que autorice una emisión adicional de 10.000 millones de euros en Letras del Tesoro que permitan al Gobierno financiarse mientras se llevan a cabo las negociaciones con los acreedores del país.

 

Grecia tiene actualmente un techo de emisión de 15.000 millones de euros, pero este límite ya fue alcanzado en diciembre pasado, por lo que cualquier decisión en ese sentido debería ser un acuerdo “político” que no solo contara con la aprobación del BCE, sino también de la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional, las otras dos patas de la “troika”.

 

Fuentes de Bruselas citadas hoy por el diario “Kathimerini”, señalaron que los socios europeos son reacios a dar luz verde a esta propuesta, a la vista de que estos títulos los compran fundamentalmente los bancos griegos, a los que el BCE ya de por si ha advertido que deben ser más cautelosos con su flujo de caja.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada