BBVA sube un 0,67 % en bolsa tras presentar su mejor resultado desde 2010

Fuerte aportación de Mexico

El presidente de BBVA, Francisco González.

El presidente de BBVA, Francisco González.

El banco BBVA, el segundo más importante de España, aumentó un 31,5% sus beneficios en 2016, un año en el que México aportó la mitad de las ganancias pese a la depreciación del peso.

El beneficio neto totalizó 3.475 millones de euros, y supera en 155 millones la previsión de los analistas interrogados por la compañía de informaciones financieras FactSet.

Pese a ello, la acción caía un 1,80% hacia las 13H15 GMT en la bolsa de Madrid, a 6,16 euros.

La fuerte progresión del beneficio tuvo mucho que ver con un elemento excepcional ocurrido en 2015, la integración de la filial turca Turkiye Garanti Bankasi, que junto a otras operaciones extraordinarias generó un costo de 1.800 millones de euros.

En el conjunto del año, el BBVA se vio afectado por las tasas de cambio: el producto neto bancario, equivalente al volumen de negocios, aumentó un 3,9%, pero sin ese impacto habría progresado un 14,9%, detalló la entidad. En total, el producto neto alcanzó los 17.059 millones de euros, superando levemente las previsiones.

Una de las monedas que sufrió una depreciación considerable fue el peso mexicano (un 13,1% respecto al euro en 2016), en buena medida por la elección como presidente de Estados Unidos de Donald Trump, que quiere renegociar el acuerdo de libre de comercio NAFTA.

Ello no impidió que México aportara 1.980 millones de euros de beneficios al total (frente a 2.094 millones en 2015), confirmándose como el mayor proveedor de ganancias de la entidad con sede en España.

Francisco González, presidente de BBVA, reconoció en conferencia de prensa que México “está sufriendo del cambio de política de parte de Estados Unidos, creo que más en el papel que en la realidad. Pero lógicamente hay un impacto en el corto plazo”.

El directivo no cree sin embargo que el banco “vaya a sufrir proporcionalmente a lo que sufre la economía mexicana”, pues tiene “una flexibilidad, una potencia tremenda”.

También limitaron los beneficios de BBVA las caídas del peso argentino (un 14,8% respecto al euro) y la lira turca (un 14,3%), en un año de fuerte inestabilidad política en el país euroasiático.

Aparte de México, el resto de América Latina aportó el 18% de los beneficios, y Estados Unidos un 10,7%.

– Impacto de las cláusulas suelo –

En el cuarto trimestre específicamente, el resultado neto cayó casi un tercio, a 678 millones de euros, debido a que el banco se vio obligado a provisionar 404 millones para reembolsos por el caso de las “cláusulas suelo” en España. De hecho, el banco perdió 24 millones de euros en el trimestre en este país.

Estas cláusulas, aplicadas en los préstamos hipotecarios de interés variable, impedían que el tipo de interés descendiera por debajo de un determinado límite aunque las tasas reales del mercado siguieran bajando.

La cuestión domina la actualidad bancaria desde que a fines de diciembre el Tribunal de Justicia de la Unión Europea condenó a los bancos españoles concernidos a reembolsar a sus clientes el dinero obtenido.

El banco, cuya estrategia está basada en la “transformación digital”, aumentó por otro lado un 20% la cantidad de clientes que utilizan únicamente internet en sus operaciones, unos 18,4 millones de personas.

En paralelo redujo más de 5% la cantidad de agencias, mientras que el número de empleados cayó 2%.

Igualmente, el BBVA redujo su tasa de créditos de dudoso cobro a 4,9%, cinco décimas menos que un año antes.

Mejora asimismo su tasa de fondos propios, que mide la solidez financiera. Pasa a 10,9% contra 10,3% a fines de 2015.

El banco prevé pagar un dividendo de 13 centavos de euro por acción.

 

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada