Menores inmigrantes, fugados y tutelados, perfil de los jóvenes sin techo

Un niño pide limosna en una calle.

Un niño pide limosna en una calle.

Los jóvenes que al cumplir los 18 años deben abandonar los centros tutelados, los inmigrantes no acompañados, los fugados del hogar y los que residen en infravivienda vertical o asentamientos representan la fotografía de los menores sin hogar en España.

Así lo ha expuesto hoy la presidenta de la Fundación Simetrías, Ángeles Díaz Vieco, una organización que impulsa proyectos para la inclusión social de los menores y que ha reclamado, en una rueda de prensa, un pacto social “urgente” para garantizar una vivienda digna a los niños y jóvenes que duermen en la calle.

Entre otras medidas para paliar la situación de extrema vulnerabilidad de estos jóvenes ha exigido la paralización de los desahucios y la agilización de los trámites para que las familias desahuciadas con menores puedan acceder al fondo social de la vivienda de los bancos.

Díaz Vieco ha presentado este informe sobre los jóvenes sin hogar en España en la Conferencia CRS (“Children Rough Sleepers”, niños que duermen en la calle) en la que han participado expertos de administraciones públicas y privadas, universidades y plataformas de la sociedad civil.

La presidenta de la Fundación ha planteado que la renta mínima sea homogénea en las diecisiete comunidades autónomas españolas, con el fin de evitar que una familia en situación de necesidad perciba una renta mínima de 600 euros en el País Vasco y de 420 euros en Castilla-La Mancha.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada