Blanco sobre rojo en los Goya

La actriz Michelle Jenner posa a su llegada a la gala de la XXXI edición de los Premios Goya.

La actriz Michelle Jenner posa a su llegada a la gala de la XXXI edición de los Premios Goya.

El blanco fue el color que llenó de glamour la alfombra roja de los Goya, durante la 31 edición de la gala del cine español, tono al que se sumaron los nude, rojos intensos y el negro. Sofisticación y elegancia entre gasas, plumas y espaldas al aire.

Pedrería, pendientes XXL,cabello recogido y los brillos de las joyas de Suárez, Tiffany o Barcena hicieron resplandecer a las actrices que se transformaron en modelos de excepción de creadores nacionales e internacionales.

Penélope Cruz, nominada por “La reina de España”, paseó sonriente un diseño de Versace creado para que ella luciera espectacular esta noche, negro, sujeto por finísimos tirantes y una gran abertura lateral que desató admiración.

Barbara Lennie, otra de las nominadas, por “María (y las demás)”, dejó que Gucci hiciera de ella una diosa egipcia en celeste y dorado, mientras que Michelle Jenner de Dior Haute Couture, se decantó por el blanco, el mismo color que eligió María León, de Juanjo Oliva; Ruth Díaz, de Fernando Claro Costura, o la jovencísima Anna Castillo.

La actriz Bárbara Lennie posa a su llegada a la gala de la XXXI edición de los Premios Goya.

La actriz Bárbara Lennie posa a su llegada a la gala de la XXXI edición de los Premios Goya.

Exultante, serena, bellísima, como no podía ser menos, la actriz y cantante Ana Belén -que recibió el Goya de Honor de esta edición- no decepcionó sobre la alfombra roja vestida de Del Pozo, una vez más. Un sentido homenaje a la firma que creó su amigo y para el que fue musa, Jesús del Pozo, y hoy tiene como director creativo la delicada imaginación de Josep Font.

Un diseño para la historia en un sutil azul celeste, cuyo escote se cerraba en un enorme lazo, como si ya sí mismo fuera un regalo.

La colombiana Juana Acosta, protagonista de “Anna”, nominada a mejor película iberoamericana, como siempre espectacular, en esta ocasión con un vestido realizado en exclusiva para esta noche por The 2nd Skin Co, en blanco un fastuoso volante sobre el hombro izquierdo.

Leonor Watling apostó por un rojo intenso de Alberta Ferreti, mientras que la televisiva Amaia Salamanca estaba espectacular con su vestido de Pronovias, en negro con un escote en la espalda, y por el magnífico collar que la joyería Suárez diseñó en exclusiva para la actriz para esta noche de los Goya.

Lorenzo Caprile firmaba el vestido de Emma Suárez, doblemente nominada a mejor actriz por “Julieta” y de reparto por “La próxima piel” con pedrería sobre naranja.

La madrileña Cuca Escribano lució uno de los escotes más generosos de la noche y el diseño más reivindicativo, pues en el chal que caía sobre sus hombros estaba bordado “Más personajes femeninos”.

Macarena Gómez, Clara Lago, Elena Ballesteros y Natalia de Molina apostaron por los nude y los dorados, y como en grandes ocasiones la modelo Nieves Álvarez confió en un diseño de Stephane Rolland en negro con un impresionante adorno de gasa blanca sobre el hombro izquierdo.

Pero si la belleza y el glamour de las damas era esperado, impresionante resultó la pasarela masculina, donde la pajaritas sellaron por abrumadora mayoría los cuellos de los caballeros.

El protagonista principal de la noche, el presentador de la gala, Dani Rovira, concentraba la atención. Pedro del Hierro y Lander Urquijo fueron los encargados de vestir al presentador, al que en esta edición le redujeron los cambios de vestuario.

La actriz Penélope Cruz, a su llegada a la gala de la XXXI edición de los Premios Goya.

La actriz Penélope Cruz, a su llegada a la gala de la XXXI edición de los Premios Goya.

La cabellera plateada de Pedro Almodóvar competía con la de José Coronado de Brooks Brothers, la misma firma que lució Antonio de la Torre en la gala.

Roberto Verino y García Madrid vistieron a un gran número de actores. “Nuestra marca está muy vinculada al mundo del cine y el arte y para nosotros es un reconocimiento de que el cine español aprecie, valore y elija marcas españolas”, comentó García Madrid.

El diseñador señaló que su intención es que los actores se sintieran cómodos con su elección en unos casos más “atrevida y en otros más “clásica”.

Y no había más que ver a Hugo Silva posar para darse cuenta que así era, o al modelo y actor Andrés Velencoso.

El actor y director Paco León, se atrevió con el blanco de Dsquared, pero para rompedor el esmoquin rosa de Eduardo Casanova, que debuta como director con “Pieles”, una película que presentará en la Berlinale.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada