La OCDE reconoce los avances de Portugal pero avisa que queda trabajo por hacer

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, en una conferencia en Ciudad de México, el 8 de enero de 2015.

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, en una conferencia en Ciudad de México, el 8 de enero de 2015.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se mostró hoy satisfecha con el “impresionante” progreso económico de Portugal, al que avisó sin embargo de que queda “mucho trabajo por hacer”, especialmente para eliminar las vulnerabilidades de su sistema financiero.

La economía portuguesa, que cerró 2016 con un crecimiento del 1,2 % del PIB, se está “recuperando progresivamente” de la profunda recesión que atravesó “gracias a reformas estructurales” que ahora hay que continuar y profundizar, concluyó hoy en Lisboa el secretario general de la OCDE, el mexicano Ángel Gurría.

Gurría presentó en la capital lusa, junto al ministro de Finanzas portugués, Mário Centeno, el informe bianual sobre el desempeño económico del país, que señala como retos fundamentales incentivar la inversión y mejorar la cualificación de los trabajadores.

“El principal mensaje que hoy queremos transmitir es que este ímpetu reformista de Portugal tiene que continuar. Son muchos los problemas pendientes, hay mucho trabajo por hacer”, consideró.

Gurría destacó algunas reformas emprendidas en el mercado de trabajo, política fiscal y competencia en el sector público que han conseguido “progresos muy impresionantes”, como aumentar las exportaciones, que actualmente representan el 40 % del PIB, o reducir el déficit a una cifra “significativamente” inferior al 3 %.

No obstante, el sector bancario “continúa frágil” y la inversión se ha reducido un 30 % desde 2005, lo que implica, agregó, “que el potencial de crecimiento disminuya”.

“Es una cuestión que tiene que ser resuelta con urgencia”, advirtió.

Para conseguirlo, el informe propone “reformas que mejoren el clima de negocios”, como reducir el tiempo de los procesos judiciales de las compañías, reformas administrativas que simplifiquen trámites o regular algunos servicios para que las empresas sean más competitivas, entre otras medidas.

El secretario general de la OCDE también hizo hincapié en la necesidad de aumentar la cualificación de los trabajadores portugueses y con ello la competitividad, y recordó que en Portugal hay un 14 % de abandono escolar, la cuarta mayor cifra de la Unión Europea (UE).

Por su parte, el ministro de Finanzas portugués destacó que con este informe, “que tiene extrema utilidad”, la OCDE “reconoce que la economía se está recuperando”.

Centeno, que se mostró satisfecho de los resultados, destacó que los Presupuestos para este año “procuran impulsar los niveles de inversión publica y privada” y aseguró que, en contra de las proyecciones de la OCDE, la tasa de desempleo bajará pronto a un dígito.

Según las previsiones del organismo, el desempleo en Portugal será del 10,1 % este año y el siguiente, en tanto que la economía crecerá un 1,2 % del PIB en 2017 y un 1,3 % en 2018.

Sobre el sistema financiero, el documento señala que continúa siendo “altamente vulnerable” a elementos externos y al alto endeudamiento de los sectores público y privado, una debilidad que en un contexto de bajo crecimiento “puede llevar a un deterioro de las finanzas públicas”.

También se mencionan los costes laborales, que representan “el 19 % de los gastos de las compañías portuguesas”, una cantidad que continúa suponiendo un “reto”.

En este sentido, la OCDE alerta de que un fuerte incremento de los salarios sin “mejoras similares en la productividad” puede “deshacer mejoras previas en la competitividad”.

Para el presidente de Portugal, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, el documento de la OCDE “está en línea con otros informes anteriores” y por tanto no presenta “alteraciones significativas”.

El texto, consideró De Sousa en declaraciones a periodistas en Lisboa, está hecho con cifras recogidas hace ya algún tiempo y “apunta en el fondo una línea de continuidad en relación a las previsiones de la OCDE sobre crecimiento, empleo y balanza de pagos”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada