El saber y el sabor del grupo Kabuki

Germán Contreras será el jefe de cocina del Kirei en la céntrica plaza de la Marina de Málaga

El cocinero Ricardo Sanz, chef ejecutivo del Grupo Kabuki.

El cocinero Ricardo Sanz, chef ejecutivo del Grupo Kabuki.

El Grupo Kabuki, que suma cuatro estrellas Michelin en Madrid, Tenerife y Málaga, inauguró en 2013 su primer Kirei en el aeropuerto de Barajas con el saber y el sabor de sus restaurantes a precios más asequibles, y el éxito le ha llevado a abrir Kirei Las Cortes en la capital y, en breve, en Málaga.

A la oferta de “sushi” fusión de cocina japonesa y mediterránea que define la cocina de Kabuki, se suman propuestas como los “baos” y los “dim sum” chinos, viajes a otras culturas como la mexicana con la cochinita pibil y propuestas exclusivas como el perrito caliente de salchicha de carne de Wagyu que Ricardo Sanz, chef ejecutivo y socio del grupo, ha creado para el recién abierto Kirei Las Cortes.

El siguiente paso, en la primera quincena de marzo, será la apertura de Kirei en la céntrica plaza de la Marina de Málaga, según ha anunciado hoy quien será su jefe de cocina, Germán Contreras. En la Costa del Sol, en el lujoso hotel Finca Cortesín, cuenta ya el grupo con Kabuki Raw, distinguido con una estrella Michelin desde 2015.

El concepto Kirei “busca aumentar el espectro de clientes del Grupo Kabuki, con gente más joven y un ticket medio que no supera los 50 euros”, ha explicado a Efe Mateo Reparaz, jefe de cocina de Kirei Las Cortes, ubicado en el hotel Double Tree by Hilton Prado.

De hecho, ofrecen un menú degustación por 35 euros y diez platos que resumen lo más representativo de la carta, como la sopa “misu shiru” castellana, el “dim sum” de bacalao y calamares al curry, el “usuzukuri” a la bilbaína y el de vieira con sal de chorizo, su nigiri de huevo frito con crema de trufa blanca -“un ‘best-seller’ de Kabuki”, resalta Reparaz- o el perrito Kirei.

“Igual que en Kirei Las Cortes se han hecho guiños a la gastronomía local como la sopa miso castellana con aceite de pimentón, en el de Málaga habrá guiños a la tierra”, ha adelantado Contreras.

Kirei, que en japonés significa “bello, bonito o maravilloso”, nació en 2013 en la terminal 4 del Adolfo Suárez Madrid-Barajas con un concepto de “alta gastronomía japonesa en un entorno más informal”, en 2015 abrió en la T1 y ahora crece en la capital y en Málaga, aunque la idea es “tener más aperturas en la geografía española”.

Además, el año pasado puso en marcha Experiencia Kirei, servicio de comida a domicilio en el que llevan sus platos y menús a todos los puntos de España, excepto Baleares y Canarias.

Desde la apertura en 200 del primer Kabuki en Madrid, uno de los primeros restaurantes japoneses de España y que apostó por la fusión, el grupo ha crecido con Kabuki Wellington -donde oficia Ricardo Sanz, galardonado en 2016 por el Gobierno japonés por su contribución a la difusión de la cultura culinaria nipona-, Abama Kabuki en Tenerife, Komori en Valencia, Kabuki Raw en Casares (Málaga) y los Kirei.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada