El Supremo pide a los bancos reembolsar la totalidad de las ‘cláusulas suelo’

Unos edificios en construcción en Viladecans, cerca de Barcelona, en una imagen del 9 de enero de 2008.

Unos edificios en construcción en Viladecans, cerca de Barcelona, en una imagen del 9 de enero de 2008.

El Tribunal Supremo español determinó este miércoles que los bancos tendrán que reembolsar a sus clientes la totalidad de los réditos recibidos por cláusulas abusivas en las hipotecas, adaptando su jurisprudencia a una decisión de la justicia europea.

El máximo tribunal español había determinado el 9 de mayo de 2013 que estas cláusulas, conocidas como ‘cláusulas suelo’, eran ilegales, pero pidió a las entidades devolver solamente lo cobrado a partir de ese día.

No obstante, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, falló en diciembre pasado que los clientes tenían derecho a obtener el reembolso de la totalidad de las cantidades pagadas por ese concepto.

De allí que, respondiendo a un recurso del BBVA, el Supremo español resolviera este miércoles adaptar “la jurisprudencia (…) sobre la retroactividad de la nulidad de las cláusulas suelo” a la decisión de la justicia europea, indicó en un comunicado.

Estas cláusulas aplicadas en créditos hipotecarios a interés variable que por años comercializaron los bancos españoles, impedían la caída de las tasas por debajo de un límite, incluso si se desplomaban los tipos bancarios.

“¡Victoria de los consumidores!”, se congratuló en su página de Facebook la Asociación de usuarios de bancos, ADICAE, que ha estimado que en total se firmaron entre dos y cuatro millones de contratos.

En vista de la enorme cantidad de personas afectadas y para evitar el colapso de los tribunales, el Gobierno español aprobó en enero un procedimiento extrajudicial para que los particulares puedan ser reembolsados rápidamente.

Los bancos españoles contribuyeron en los años 2000 a la creación de la burbuja inmobiliaria, concediendo muchas hipotecas a familias sin capacidad para reembolsarlas en un momento de frenesí en el sector de la construcción.

Duramente golpeados por el estallido de esta burbuja en 2008, los bancos tuvieron que ser rescatados de la quiebra en 2012, mediante un préstamo de 41.300 millones de euros de fondos europeos.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada