Air France-KLM multiplicó por 6,7 su beneficio anual, a 792 millones de euros

Un avión de KLM es deshielado en el Aeropuerto Internacional de Ginebra (Suiza).

Un avión de KLM es deshielado en el Aeropuerto Internacional de Ginebra (Suiza).

El grupo aéreo franco-holandés Air France-KLM ganó 792 millones de euros en 2016, lo que supuso multiplicar por 6,7 el resultado que había obtenido en 2015, a lo que contribuyó de forma muy significativa la caída del precio del carburante y la reducción de costos.

La factura del carburante fue de 4.597 millones de euros en 2016, un bajón del 25,7 % respecto al ejercicio precedente, por la disminución del precio (que supuso un ahorro de 927 millones) pero también por las menores pérdidas de las coberturas frente a sus oscilaciones (605 millones), precisó Air France-KLM en un comunicado.

Por otra parte, los gastos de personal se mantuvieron prácticamente sin cambios (subieron un 0,1 %, hasta 7.474 millones de euros) después de que los efectivos disminuyeran en 1.850 personas (1.400 en Air France y 450 en KLM).

Dos elementos pesaron negativamente en la cuenta de resultados -que según la empresa estuvieron “en línea con los objetivos”-, la caída de los ingresos unitarios (por asiento) y el efecto de los cambios de divisas, que restaron 97 millones de euros a los ingresos.

El resultado de explotación creció un 34,5 % hasta 1.049 millones de euros, y eso pese a las huelgas de pilotos en junio y a las de personal de cabina en julio, con un efecto negativo de 130 millones de euros.

Más del 60 % del resultado de explotación (en concreto 681 millones de euros, 297 millones más que en 2015) vino de la aerolínea holandesa KLM, mientras que 372 millones (54 millones menos) llegó de Air France.

Por tipos de actividades, el negocio de pasajeros le reportó a la empresa 1.057 millones de euros (215 millones más que el ejercicio precedente), con un alza del 1,5 % en las personas transportadas, hasta 80,163 millones.

El transporte de mercancías siguió siendo claramente deficitario, aunque un poco inferior que en 2015: 244 millones de euros negativos de resultado de explotación, un millón menos.

Air France-KLM transportó 1.130 millones de toneladas de carga en 2016, un descenso del 6,2 % respecto al año anterior.

La filial de bajo coste Transavia logró salir de los números rojos, pero no pasó de equilibrar su resultado de explotación (0, en lugar de los 35 millones de euros negativos en 2015), y eso con un tirón del 22,7 % en el número de pasajeros transportados (13,279 millones de personas).

La actividad de mantenimiento consiguió 238 millones de euros de resultado de explotación, 24 millones más que el ejercicio precedente.

La facturación global de Air France-KLM cayó un 3,3 % hasta 24.844 millones de euros, lo que explica en parte el fuerte ascenso de la rentabilidad: el margen de explotación subió 1,2 puntos porcentuales, hasta representar un 4,2 % del volumen de negocios.

A finales de 2016, el grupo franco-holandés tenía 3.655 millones de euros de deuda, 652 millones menos que un año antes.

Air France-KLM avanzó que en enero de 2017 su ingreso unitario en el negocio de pasajeros descendió un 0,7 % y el ingreso unitario de Transavia, un 0,6 %.

Para el conjunto del año, su objetivo es aumentar sus actividades de pasajeros del 3 al 3,5 % para “retomar la ofensiva” en los vuelos de larga distancia y mejorar el resultado en los de media.

También espera disminuir sus costos unitarios en más del 1,5 % si el carburante y las cargas por pensiones permanecieran constantes.

Sobre la base de la evolución hasta el pasado 27 de enero, la empresa calcula que la factura de carburante se incrementará en 100 millones de dólares, para representar 4.900 millones de euros este ejercicio y 5.000 millones el próximo.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada