Los sindicatos y la patronal de la estiba retoman mañana la negociación

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, fondo, durante una reunión celebrada en la sede del ministerio.

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, fondo, durante una reunión celebrada en la sede del ministerio.

Los sindicatos de estibadores y la patronal Anesco retoman mañana la negociación sobre la reforma del sector, que el Gobierno prevé aprobar en el Consejo de Ministros del próximo viernes y que deberá ser, posteriormente, convalidada por el Congreso en el plazo de un mes.

Será el primer encuentro entre ambas partes después de la desconvocatoria de los paros parciales que iban a empezar hoy en los puertos y del aplazamiento de una semana de la aprobación del real decreto ley sobre el cambio del modelo de la estiba por parte del Ministerio de Fomento.

La reunión contará, a petición de las organizaciones sindicales y la patronal, con un representante del Ministerio de Empleo y Seguridad Social que actuará en calidad de mediador.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, presentó a principios de febrero el real decreto ley sobre la reestructuración del sector, en cumplimiento de una sentencia condenatoria europea de diciembre de 2014, y abrió una negociación con los sindicatos y Anesco, que quedó rota el pasado martes.

A petición de varios grupos parlamentarios, Fomento aceptó al día siguiente retrasar la aprobación de la reforma, a fin de favorecer el diálogo entre representantes sindicales y patronal, que podrán ahora negociar cuestiones que no tienen cabida en el decreto, pero sí pueden abordarse por la vía de la negociación colectiva.

Al circunscribirse a este ámbito, Fomento ya no participará en la negociación, y, por tanto, en la mesa se sentarán representantes de los sindicatos -la Coordinadora de los Trabajadores del Mar, CCOO, UGT y CIG- y de la patronal Anesco, que intentarán dirimir sus diferencias con la ayuda del citado mediador.

Abordarán, así, asuntos como la subrogación laboral y la continuidad en el empleo, la formación y los requisitos profesionales y la organización del trabajo, entre otros.

España debe liberalizar el sistema de contratación de los trabajadores responsables de la carga y descarga de buques, que ahora se canaliza a través de las sociedades anónimas de gestión de estibadores portuarios (sagep), participadas por los propios concesionarios, para evitar una posible sanción europea.

El nuevo modelo propuesto por el Gobierno elimina la obligatoriedad de participar en el capital de compañías, y establece la libre contratación de los trabajadores que cumplan con los requisitos de capacitación establecidos (titulación académica o certificados de profesionalidad con al menos 100 jornadas de experiencia).

Se prevén distintas fórmulas de contratación: la directa por la empresa estibadora o la cesión temporal por los Centros Portuarios de Empleo y por las Empresas de Trabajo Temporal (ETT).

El proceso de cambio contará con un período transitorio de tres años, desde la entrada en vigor de la reforma, en el que las sagep subsistirán, salvo que se extingan, hasta su regulación como ETT.

Los estibadores creen que la nueva regulación llevará a recortes salariales y despidos generalizados.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada