La fuerza del consumo privado propició el avance económico del 3,2 % en 2016

eurosLa fortaleza del consumo de los hogares siguió tirando de la economía española en el último trimestre del año, en el que se mantuvo un ritmo de crecimiento del 0,7 %, en tanto que en el conjunto de 2016 el avance fue del 3,2 %, idéntico al registrado en 2015.

De acuerdo con la contabilidad nacional publicada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), todos los componentes de la demanda -salvo el gasto público- contribuyeron al avance del PIB en el ultimo trimestre del año, mientras que por el lado de la oferta también aportaron todas las actividades, menos las financieras y de seguros.

Al cierre del año el PIB a precios corrientes se situó en 1.113.851 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 3,6 % respecto al del año anterior.

Al respecto, el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha augurado que en el primer trimestre de 2017 se habrá recuperado “la renta precrisis”, es decir, la de 2007, aunque ha puntualizado que “España ha perdido una década” y que esta renta podría ser hoy “un 15 o un 20 %” superior sin los años de recesión.

Asimismo, ha asegurado que los “buenos” indicadores económicos conocidos en los primeros meses del año apuntan a que el crecimiento del PIB en el primer trimestre “al menos va a ser similar” al de la segunda mitad de 2016 y que esto implica que el crecimiento del 2,5 % previsto para este año “está garantizado”.

En el cuarto trimestre el empleo frenó su ritmo de crecimiento al 0,4 % trimestral y al 2,7 % interanual, lo que supuso un incremento de aproximadamente 463.000 puestos de trabajo a tiempo completo, mientras que la comparación de 2016 con 2015 implicó un aumento del empleo del 2,9 %, tres décimas inferior al avance de la economía.

Medidos en contabilidad nacional a cierre de año había 17,3 millones de ocupados con 32,1 millones de horas efectivamente trabajadas, el 2,3 % más que en 2015.

La contribución de la demanda interna al crecimiento interanual fue de 2,2 puntos en el cuarto trimestre, tres décimas menos que en el tercer trimestre, debido al estancamiento del gasto público y a la ralentización del crecimiento de la inversión.

La demanda exterior aportó 0,8 puntos, una décima más que el trimestre anterior, debido a la recuperación tanto de las exportaciones como de las importaciones.

En el cuarto trimestre el consumo de las familias registró de nuevo un avance interanual del 3 %, mientras que el gasto público ni creció ni disminuyó y la inversión ralentizó su crecimiento al 2,2 %.

Dentro de la inversión (formación bruta de capital fijo) destacó la ralentización del crecimiento de la inversión destinada a bienes de equipo hasta el 2,6 % (1,2 puntos menos), en tanto que aumentó el ritmo de avance de la dirigida a la construcción hasta el 1,9 % (tres décimas más) y de la enfocada a productos e la propiedad intelectual hasta el 2,4 % (cuatro décimas más).

En comparación trimestral el gasto público volvió a caer (0,2 %) tras la recuperación del trimestre anterior, en tanto que el frenazo de la inversión industrial fue más evidente.

También en términos trimestrales se ve más claramente el repunte del sector exterior, con una recuperación de exportaciones (2 %) e importaciones (1,8 %), tras las caídas registradas el trimestre anterior.

En términos interanuales se observa una aceleración del crecimiento de las exportaciones hasta el 4,4 % y de las importaciones hasta el 2,3 %.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada