El Gobierno está dispuesto a retrasar una semana la convalidación del decreto ley de reforma de la estiba

La secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido.

La secretaria de Estado de Economía, Irene Garrido.

El Gobierno está dispuesto a retrasar una semana el debate y la votación en el Congreso del real decreto ley de reforma de la estiba, decisión que responde a la voluntad de seguir dando una nueva oportunidad a empresas y sindicatos para encontrar un acuerdo, según el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

De la Serna se ha dirigido hoy a los medios de comunicación antes de participar en una jornada sobre “Diálogo con los ciudadanos: juventud y movilidad”, junto a la comisaria europea de Transporte, Violeta Bulc.

La fecha para el proceso de convalidación del real decreto ley se fijará mañana en la reunión de la junta de portavoces parlamentarios, ha añadido.

De la Serna se ha mostrado convencido de que un acuerdo entre empresas y sindicatos de estibadores es “perfectamente posible y hay mucho margen para la negociación”, opinión que comparte con Fomento el mediador en la negociación colectiva -el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña-, según el ministro.

El titular de Fomento ha explicado que se trataría de un acuerdo enfocado en tres aspectos, de los que los dos primeros son el mantenimiento de la estabilidad en el empleo y el de la productividad del sector empresarial a la hora de decidir las empresas la forma de organizar el trabajo.

El tercer aspecto es la ayuda que está dispuesto a dar el Gobierno al proceso para cerrar ese círculo en el que el mantenimiento del empleo sea posible, ha agregado.

Dicha ayuda vendría de la mano de los instrumentos que tiene el ministerio de Empleo para poder dar garantías a esa estabilidad en el empleo, para cerrar el acuerdo que alcancen finalmente empresarios y sindicatos, según la fuente.

El ministro ha insistido en que “estamos dispuestos a hablar en el marco de los instrumentos legales que existen en la actualidad en Empleo del cierre del acuerdo para aquellas situaciones que por las empresas no se pudieran garantizar”.

Ha matizado que hay capacidad más que suficiente para que el Ministerio de Empleo ayude en un proceso de estas características de reestructuración.

“Es ya un gesto más definitivo”, ha añadido, de la voluntad del Gobierno para que ambas partes se sienten en la mesa negociadora, donde ese acuerdo es “perfectamente posible” y, por tanto, si en esta semana “no se quiere” alcanzar el acuerdo, “no estamos hablando de mantener los puestos de trabajo, sino de volver a la situación anterior y de mantener el statu quo”.

De la Serna ha asegurado que “tenemos que ser plenamente conscientes de que, si no se insta y si no se trabaja en que en esta semana -y hay tiempo más que suficiente- se cierre un acuerdo global que garantice el mantenimiento del empleo, es porque realmente no hay voluntad”.

Ha advertido de que si los sindicatos no quieren hablar del mantenimiento del empleo, sino de otras cosas, “intentarán no alcanzar ese acuerdo, para forzar a permanecer en la situación en la que han estado hasta ahora y que obligará a todos los españoles a pagar una cuantiosa multa diaria”.

Precisamente, los sindicatos de estibadores y la patronal Anesco volverán a reunirse el próximo miércoles para retomar el proceso de negociación colectiva con la mediación del presidente del CES, han informado hoy fuentes de ambas partes.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada