Arminda Costa, productora de delicias caseras de sabores de Amares: “Nuestro mayor reto ahora es conseguir la certificación ecológica para nuestros productos”

IMG_2284

Fernando y Arminda, durante una degustación el la Quinta da Cerca o Quinta de Amares.

Arminda  Costa y Fernando Borges son productores de licores, mermeladas (compotas), bolachas, aceite aromatizado, pasta de aceituna y chutney (un sabor agridulce para acompañar platos   de carne o pescado), entre otros productos.

Quelha Branca es el nombre de la empresa que nació en 2007. Es  precisamente el  topónimo de un lugar del municipio de san Joaninho en Castro Daire–Viseu, lugar de donde es natural Arminda.

En 2012 el matrimonio decidió establecerse en la ‘freguesia’ de Caires, en el municipio de Amares. Fernando y Arminda descubrieron la excelente naranja de Amares que se da en el microclima amarense, fertilizado por los ríos Cádavo y Homem.

En Caires construyeron su sueño,  la Granja Quelha Branca a partir de las ruinas existentes de una edificación antigua. En su propiedad, aprovechando las terrazas amarenses, cultivan naranjos y limoneros para su producción artesanal y  también aquí se localiza su fábrica artesanal.

Estos productores asumieron los tres elementos representativos de Amares en sus elaboraciones. Primero la naranja de Amares, colorida, jugosa, de cáscara fina y generosa en nutrientes. Una fruta de verano que se cosecha en los meses sin ‘r’, dicen los lugareños. Esto es, de mayo a agosto, al contrario de la común, de octubre a junio. Luego, está el Vinho Verde y los ‘Lenços dos Namorados do Minho’.

Con estas naranjas, Arminda y Fernando elaboran las Galletas de Naranja de Amares, de aspecto exótico que se funden en la boca dejando un agradable sabor a naranja. Acompañan bien a tés y cafés así como aperitivos.

Las Mermeladas (compotas, las llaman en Portugal) de Naranja de Amares tienen la virtud de su dulzura natural con lo cual no hay casi que añadir azúcar y con el toque de sabor que da la cáscara de naranja laminada. Para conseguir la mermelada de naranja, relata Arminda, hicieron pruebas durante un año.  Arminda armoniza estas mermeladas con Vinho Verde –otro producto por antonomasia de Amarante- así como con vino espumoso o vino de Porto. Tiene mermeladas de frutos rojos y vino espumoso, rosas y vino espumoso, y fresas y vino espumoso. Para conseguir todo esto, relata Arminda, hicieron pruebas durante un año.

Arminda produce en su explotación también mermeladas de calabaza y almendras, calabaza y nueces, frutos rojos, fresa, arándanos, frambuesas, mora, pasta de castaña,…, y un sinfín de sabores.

El licor de naranja de Amares es otro producto que Quelha Branca prepara siguiendo las viejas recetas de los monasterios de este condado. Comercializa también de fresa, de mora y de pétalos de rosa

La pasta de aceitunas es otro producto importante en Quelha Branca. Se prepara con hierbas aromáticas, con chile o con naranjas de Amares. Son aceitunas ecológicas de excelente calidad y hierbas seleccionadas.

La pasta de aceitunas se puede degustar en tostadas, galletas o pan y también se usa para rellenos en cocina como con el pollo o pavo.

En esta línea ecológica –Arminda asegura que es su mayor reto conseguir la certificación para el mercado biológico o ecológico que es lo mismo-, a petición de sus clientes, compran el mejor aceite ecológico de calidad directamente a productores ecológicos. Arminda pone su mano y saber hacer en el condimetado del aceite con hierbas aromáticas, pimientos y romero o chiles y naranja. Y del aceite al vinagre con sabores en éste a vainilla y canela así como tomillo.

Por tanto, Quelha Branca emplea la afamadas naranjas de Amares, el vinho Verde y también hay algo de sus pañuelos de enamorados ( ‘Lenços dos Namorados do Minho’), aquellos que una moza bordaba para entregar al chico que le gustaba. Por eso, los productos de Quelha Branca se envasan con estos motivos tradicionales de Amares.

Cuenta Arminda Costa que un producto que ha tenido “mucho éxito” y que no vemos en el catálogo quizá por ser reciente su elaboración es la mandarina cristalizada. Para ello, cortan la cáscara en pedazos muy finos y los cuecen en azúcar. Al final del proceso, la cáscara caramelizada es deshidratada para secar.

Ellos confiesan que se guían por los gustos del mercado y van innovando con distintas mezclas. En España se presentan con la entidad de Turismo Porto e Norte de Portugal, TPNP, explica que a los españoles nos gusta todo.

A Quelha Branca aunque no tienen una página de comercio electrónico acepta encargos a través de su web.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
2