La Bolsa española sube el 1,50 % y roza los 10.000 puntos animada por Draghi

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, toma su asiento al inicio de una rueda de prensa del BCE en Fráncfort, Alemania, el 8 de septiembre de 2016. ARCHIVO.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, toma su asiento al inicio de una rueda de prensa del BCE en Fráncfort, Alemania, el 8 de septiembre de 2016. ARCHIVO.

La Bolsa española ha subido hoy el 1,50 % y ha rozado el nivel de 10.000 puntos, ante el empuje de la banca tras la reunión del BCE y la defensa de la fortaleza del euro que ha hecho su presidente, Mario Draghi.

El principal indicador nacional, el IBEX 35, ha sumado 147,90 puntos, ese 1,50 %, hasta 9.998,40, con lo que ha ampliado las ganancias en lo que va de año al 6,91 % y las acumuladas en la semana al 2,04 %.

En el resto de grandes plazas de Europa el optimismo ha sido más contenido, ya que Milán ha avanzado el 0,48 %; París, el 0,42 % y Fráncfort, el 0,09 %; en tanto que Londres ha cedido el 0,27 %.

El principal estímulo del parqué nacional ha sido el Banco Central Europeo (BCE) tras su reunión de hoy, al revisar al alza tanto el crecimiento, que pronostica del 1,8 % frente al 1,7 % calculado en diciembre, como la inflación, del 1,7 % desde el 1,3 % inicial.

Pese a este repunte en la evolución de los precios, la institución presidida por Mario Draghi ha mantenido los tipos de interés en el 0 %, algo que ya descontaba el mercado.

En su comparecencia posterior al encuentro, Draghi ha asegurado que el euro es “irrevocable” y que “está aquí para quedarse”, unas declaraciones que han provocado el optimismo de los inversores.

Tras estas palabras, el euro se ha apreciado hasta 1,058 dólares.

No obstante, el precio del barril de petróleo Brent, el de referencia en Europa, ha caído con fuerza hasta 51,99 dólares, lo que ha presionado a la baja a las bolsas europeas.

En el continente asiático, la Bolsa de Tokio ha avanzado el 0,34 %; mientras que las principales plazas chinas se han anotado importantes pérdidas, pues Hong Kong se ha dejado el 1,18 % y el índice CSI, con las 300 mayores empresas cotizadas en Shanghái y Shenzhen, el 0,63 %.

En España, la prima de riesgo ha descendido hasta 140 puntos básicos.

La cotización comenzó sin rumbo fijo en el IBEX 35, que se encontraba a la espera de conocer las conclusiones del BCE.

A mediodía, la Bolsa ya subía el 0,58 %, y se decantaba así por las ganancias antes de la aparición de Draghi, aunque el resto de parqués europeos tomaba el camino contrario.

Más tarde, Wall Street ha abierto la sesión al alza, y ha apuntalado así la tendencia positiva del selectivo nacional.

La mayoría de los grandes valores del IBEX han cerrado en positivo, ya que BBVA se ha revalorizado el 3,75 %; Santander, el 2,45 %; Inditex, el 2,10 %; Telefónica, el 1,13 % e Iberdrola, el 0,47 %; mientras que Repsol, afectado por el abaratamiento del crudo, se ha dejado el 1,16 %.

Los valores más alcistas han sido IAG y CaixaBank, con rebotes del 3,92 % y del 3,87 %, respectivamente.

En el lado contrario, Acerinox ha caído el 1,53 % y ArcelorMittal, el 1,39 %.

En el mercado continuo, Urbas ha repuntado el 15 %, en tanto que Coemac ha bajado el 3,05 %.

Los inversores han negociado unos 2.800 millones de euros.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada