Inditex gana un 10 por ciento más en 2016 que un el año anterior y las ventas subieron un 12 por ciento

Pablo Isla gana 10,37 millones en 2016, el 14,7 % menos

 El presidente del grupo textil español Inditex (dueño de Zara), Pablo Isla.

El presidente del grupo textil español Inditex (dueño de Zara), Pablo Isla.

El grupo textil gallego Inditex, dueño de la marca Zara, registró crecimientos de dos dígitos en sus principales magnitudes de negocio en el ejercicio 2016 apoyándose en su continua expansión y la sólida evolución operativa, e inició el nuevo ejercicio en la misma senda.

No obstante, las acciones caían en bolsa ante un descenso del margen de rentabilidad en el contexto de altas exigencias en el mercado para la empresa, que acostumbra a sorprender a los analistas con crecimientos superiores a los previstos.

El beneficio atribuible de 2016 (desde febrero de 2016 hasta enero de 2017) alcanzó los 3.157 millones de euros, 10 por ciento más que un el año anterior, y las ventas subieron un 12 por ciento a 23.311 millones de euros, ambas cifras muy similares a lo esperado por el mercado.

El gigante español de la moda dijo que a tipos de cambio constantes, el aumento fue del 10 por ciento, mientras que el margen bruto (porcentaje de beneficio de explotación sobre las ventas) se situó en el 57,0 por ciento, 80 puntos básicos por debajo del obtenido en 2015 en un contexto de oscilaciones desfavorables de los tipos de cambio.

Ante las preguntas de los analistas sobre los márgenes en una conferencia, el presidente y consejero delegado del grupo, Pablo Isla, indicó que se prevé estabilidad en los márgenes durante este ejercicio.

“Siempre hablamos al principio del año de márgenes estables y este año el mensaje sería el mismo. A los tipos de cambio actuales no anticipamos una caída del margen bruto en 2017″, dijo Isla.

Respecto a la evolución del negocio en el primer trimestre del ejercicio actual, el grupo textil dijo que las ventas en tienda y online a tipos de cambio constantes han aumentado un 13 por ciento entre el 1 de febrero y el 12 de marzo.

DIVIDENDO Y EXPANSIÓN ESTABLES

Respecto al uso de la caja, Isla dijo el jueves que prevé mantener su política de “combinar la inversión en un crecimiento rentable a largo plazo con una política de remuneración a los accionistas predecible”.

La empresa anunció una propuesta de dividendo con cargo a 2016 de 0,68 euros por acción, un 13 por ciento más, que distribuirá en mayo y noviembre, dividido en dos pagos de 0,50 euros por acción y 0,18 euros.

La empresa dedicará a la inversión 1.500 millones de euros este año, espera entre 450 y 500 aperturas brutas y la absorción de 150-200 unidades pequeñas en tiendas cercanas.

En conjunto, prevé añadir unos 320.000 metros cuadrados de nuevo espacio en ubicaciones “prime”, en línea con sus planes de expansión a largo plazo.

“Este es el ritmo de crecimiento del espacio que prevemos no solo para 2017 sino también para los próximos años, entre el 6 y el 8 por ciento”, dijo Isla.

Inditex cuenta con unas 7.240 tiendas en más de 90 países, de las cuales cerca de la mitad facturan en divisas ajenas al euro. El miércoles el grupo dijo que este año lanzará las ventas por internet de su marca Zara en India.

PABLO ISLA

El presidente ejecutivo de Inditex, Pablo Isla, recibió el año pasado por su gestión al frente del grupo textil, dueño de Zara o Massimo Dutti, una remuneración total de 10,37 millones de euros, el 14,7 % menos que en el ejercicio anterior (12,17 millones).

Según el informe de Retribuciones remitido por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Isla cobró 6,97 millones en metálico, frente a los 12,17 millones de 2015, y casi 3,4 millones por acciones de Inditex.

En virtud del plan de incentivos aprobado en 2013, Isla optaba a cobrar un total de 130.000 acciones brutas, de las que ha obtenido 110.500 a un precio unitario de 30,72 euros (3,4 millones euros).

Aplicada la retención correspondiente, el ejecutivo ha recibido 60.907 acciones, que a precio actual de mercado valen cerca de 2 millones de euros.

El ejecutivo recibió 3,25 millones en concepto de sueldo, lo mismo que un año antes; 100.000 euros de remuneración fija, y 3,6 millones de retribución variable a corto plazo (0,3 millones más).

En esta ocasión, no percibió retribución variable a largo plazo, frente a los 5,5 millones que se embolsó el año pasado por este concepto.

Inditex no hizo aportación al plan de pensiones (sistemas de ahorro a largo plazo) del directivo, que no obstante pasó a acumular al cierre del ejercicio unos fondos de 7,61 millones, frente a los 7,3 millones que sumaba un año antes.

En total, los diez miembros del consejo de administración de la firma textil (uno menos que el año pasado) cobraron 12,3 millones de euros, frente a los 13,76 millones del ejercicio de 2015.

Ortega, fundador y principal accionista de la empresa, recibió 100.000 euros como consejero de Inditex, la misma cantidad que en años anteriores.

La sociedad Pontegadea, mediante la que Ortega tiene sus acciones de Inditex, percibió otros 100.000 euros por su pertenencia al consejo.

En cuanto al resto de consejeros, José Arnau Sierra cobró 330.000 euros; Carlos Espinosa de los Monteros, 250.000 euros; Emilio Saracho, 300.000; Denise Patricia Kingsmill, 134.000; Irene Ruth Miller, 139.000 euros; Rodrigo Echenique, 300.000 euros; y José Luis Durán, 227.000 euros.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada