AIE alerta de que el reequilibrio del mercado tardará tiempo y pude haber sobresaltos

 Planta de extracción de crudo en Irán.

Planta de extracción de crudo en Irán.

Las reservas de petróleo en los países de la OCDE volvieron a bajar en febrero, pero sólo ligeramente tras el alza sorpresa en enero, señaló hoy la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que alertó de que el reequilibrio del mercado tardará tiempo y de que no hay que excluir más sobresaltos en los precios.

En su informe mensual sobre el mercado petrolero, la AIE señaló que en enero las reservas industriales en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en enero crecieron por primera vez en seis meses, con 48 millones de barriles suplementarios (equivalentes a 1,5 millones de barriles diarios más) de la mano de Estados Unidos y, en menor medida, de Europa.

La presentación de las cifras de ese ascenso en Estados Unidos provocaron la semana pasada un súbito bajón en la cotización del barril, que se situó en los niveles que tenía (52 dólares el brent) cuando antes de que el 30 de noviembre la OPEP y otros grandes productores anunciaran que iban a limitar la extracción de crudo para conseguir una remontada de los precios.

Según la AIE, si las reservas de los países desarrollados llegaron a 3.030 millones de barriles a finales de enero y crecieron sobre todo en Estados Unidos es porque aumentaron las importaciones de ese país (en unos 400.000 barriles diarios más que un año antes), porque la producción interior subió (400.000 barriles diarios más desde septiembre) y por una menor actividad de las refinerías.

Es verdad que, de acuerdo con datos todavía preliminares, en febrero esas mismas reservas cayeron, pero únicamente en 5 millones de barriles. Lo que para los autores del informe pone en evidencia que “el reequilibrio del mercado es más bien gradual que rápido”.

Además, hicieron notar que hasta que eso no ocurra y teniendo en cuenta el legado del exceso de producción durante el pasado año, es probable que se repitan fenómenos de volatilidad como el que sucedió la semana pasada.

La agencia no modificó -como lo hizo en los dos meses precedentes- sus perspectivas sobre la demanda mundial de petróleo, que debería así incrementarse en 1,4 millones de barriles este año (menos que la subida de 1,7 millones de 2016) hasta una media diaria de 98 millones de barriles, aunque sí que hizo ajustes entre unos y otros trimestres.

En concreto, precisó que el consumo será inferior al que había augurado hace un mes durante el primer semestre, pero superior la segunda mitad del año.

Sobre el cumplimiento del acuerdo de los productores, señaló que en los dos primeros meses de su aplicación la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) lo ha cumplido en un 98 %.

En cuanto a los otros ocho países implicados que no pertenecen al cártel, hizo notar que los datos disponibles no permiten tener visibilidad. Provisionalmente, la agencia estima que en los dos primeros meses han cumplido un 37 % del recorte al que se habían comprometido.

En conjunto, en febrero se pusieron en el mercado 96,52 millones de barriles diarios, lo que significó 260.000 barriles más que el mes precedente, pero también 170.000 menos que un año antes en las mismas fechas.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada