Empleo seguirá poniendo cláusulas de calidad de empleo en los contratos públicos

El ministro de Economía, Luis de Guindos, iz., y la de Empleo, Fátima Báñez, conversan en el hemíciclo del Congreso de los Diputados poro antes del pleno en el que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, expone las conclusiones del último Consejo Europeo.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, iz., y la de Empleo, Fátima Báñez, conversan en el hemíciclo del Congreso de los Diputados poro antes del pleno en el que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, expone las conclusiones del último Consejo Europeo.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha asegurado hoy que se seguirán incorporando cláusulas de calidad de empleo en todos los pliegos de contratos públicos y se vigilará que se respeten las condiciones laborales de estos trabajadores.

Báñez ha contestado así, en la sesión de control del Gobierno en el Congreso, a la pregunta del diputado socialista David Serrada sobre los derechos que ofrece el Ministerio de Empleo a los trabajadores en su política de contratación de servicios.

“Ofrecemos lo que tenemos que ofrecer, la ley, la ley de contratos del sector publico y la legislación laboral”, ha subrayado Báñez ante las criticas de Serrada por la contratación de los servicios de vigilancia en un centro de atención al refugiado a una empresa de seguridad que ha devaluado el salario de sus trabajadores.

“Ojalá tuviera el mismo ímpetu para combatir al pasado que para combatir la precariedad laboral que nos rodea”, le ha reprochado el socialista que le ha afeado que desde el Gobierno se contraten empresas “investigadas” por incumplir derechos de los trabajadores.

Báñez ha insistido en que se contrata a las empresas porque ganan los concursos públicos y que el Gobierno seguirá vigilando e incorporando cláusulas de calidad de empleo en los pliegos para poder rescindir contratos si las empresas no cumplen con sus trabajadores.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada