La ministra de Pesca negociará con la UE para que el cerco gallego tenga acceso a otras especies

La ministra visitando una batea.

La ministra visitando una batea.

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, se ha comprometido con el sector gallego del cerco a “tratar de utilizar todos los márgenes de flexibilidad” y negociar con la Comisión de Pesca de la UE para “poder ofrecer otras especies de menor interés” que minimicen el efecto de las sanciones impuestas en los años 2009 y 2010, por las que se detraen 10.000 toneladas de la cuota de caballa “y que el sector tenga más capacidad de pesca”.

 

Tras entrevistarse en Pontevedra con representantes de la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia, Isabel García Tejerina ha explicado que el pasado mes de diciembre se logró un aumento del 70% del TAC del jurel en la Zona 9-A que permitirá compensar la reducción en la Zona 8-C. Con respecto a la anchoa, la ministra ha señalado que la situación será “mejor” este año.

 

En cuanto a la sardina, ha anunciado que la próxima semana se celebrará una reunión en el Ministerio para “ordenar” esta pesquería. En este caso, “lo peor que le podría pasar al sector es que la Comisión le imponga un TAC”, ha advertido García Tejerina.

 

SITUACIÓN HEREDADA

 

La titular de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha asegurado que la situación del cerco gallego es “heredada” y que el actual gobierno no la puede cambiar. Isabel García Tejerina ha acusado al anterior Ejecutivo de aplicar una política pesquera “negativa” y que el sector tendrá que “padecer” hasta 2023 unas sanciones “muy importantes”, impuestas por la Unión Europea por los “reiterados incumplimientos” de los acuerdos.

 

Además, García Tejerina ha insistido en que los cupos de pesca que limitan a la flota de cerco gallega responden a un “criterio fijo” marcado por la UE: “España lo ha intentado en numerosas ocasiones, lo hemos recurrido y siempre hemos perdido”, ha precisado la ministra.

 

No obstante Isabel García Tejerina ha destacado que “la nueva Política Común de Pesca, la obligación de los descartes y el margen de flexibilidad” va a permitir que la flota tenga acceso a “especies que ha querido y no ha tenido acceso”.

 

ARMADORES

 

Por su parte, el representante de la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia, Andrés García, ha alertado de los “graves problemas” que atraviesa el sector, que está “abocado a la desaparición de un 80% de la flota” si el Ministerio no les ofrece una solución, ha advertido. Este sábado celebrarán una asamblea para informar de la reunión con la ministra, a la que han explicado que “el sector está muy crispado porque la situación es muy dura”.

 

Andrés García ha precisado que necesitan “buscar más cuota de jurel, que es el que está aguantando la economía del sector”, ya que las 19.000 toneladas que pueden pescar “para todo el año, no es nada”; y que el reparto de la anchoa también es perjudicial para sus intereses.

 

El sector del cerco está formado por 156 barcos en toda Galicia, con unos 1.300 puestos de trabajo directos, a los que Andrés García ha añadido los puestos indirectos que dependen de la industria de la transformación y que dependen de la materia prima que capturan los primeros.

 

ENCE

 

Por otra parte, Isabel García Tejerina ha explicado que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente está tramitando el expediente de caducidad de la empresa ENCE, aunque sin precisar el tiempo que tardarán los técnicos en concluir la tramitación, ya que “los plazos se establecen normativamente”, ha precisado la ministra.

 

“Será el primer paso antes de tomar ninguna decisión, en tanto no esté resuelto nada puede hacerse porque lo establece la Ley de Costas”, ha aclarado García Tejerina, por lo que “no se puede pensar en dar o no dar una nueva concesión”, ha concluido.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada