La Planificación financiera, un proyecto de red social

Las administraciones gallegas -local, provincia o autonómica- podrían tomar la iniciativa en un proceso semejante al de Milán

IMG_4897

De izq. a dcha, Dositeo Amoedo, Sergio Sorgi, Juan Manuel Jiménez, Francisco Gimeno, Javier Méndez y Minguel Anxo Bastos, al término del Foro en una última ronda de preguntas.

La necesidad de la educación financiera quedó patente en el II Foro de Inversión y Finanzas Personales organizado por Planificación Financiera, en el Círculo de Empresarios de Galicia.

Sergio Sorgi, sociólogo y vicepresidente de Progetica,  incidió en la necesidad de impartir educación financiera en el ámbito familiar. La educación financiera, dijo a Grupo ES. Sorgi, genera en la familia bienestar y felicidad. Este sociólogo señaló que es una política social. La educación financiera supone unos conocimientos y herramientas técnicas que llevan tiempo adquirirlas y se proyectan en el futuro.

“El primer paso de la educación financiera es convencerse de su necesidad en el curso de la vida, aprender a tener visión de futuro e incorporarla a los objetivos imprescindibles de la familia”.

Este experto italiano expuso el caso de la ciudad de Milán donde las autoridades municipales han apoyado un proyecto de educación financiera. Sorgi enmarca el problema de la estabilidad de la situación económica en todos los países europeos y como tal dice que es un problema de la colectividad. “El ayuntamiento de Milán comprendió el interés de los ciudadanos de emprender un camino de educación financiera. Esto es un tema de política y afecta al bienestar de las personas”, describe.

Sergio Sorgi habla de familias pobres a las que es necesario ayudar a salir de la pobreza, o de las estables económicamente en la actualidad que precisan mantener esa estabilidad en los próximos años. A todos ayuda la educación financiera. “Educación financiera es prevención de los problemas que puedan surgir en el futuro”. Este experto considera que las administraciones gallegas -local, provincia o autonómica- podrían tomar la iniciativa en un proceso semejante al de Milán.

En Milán el ayuntamiento trabaja en programas de educación financiera con el mercado privado, las familias, empresas interesadas en la salud económica de sus trabajadores, organizaciones sociales y asociaciones… “Educación financiera es un proyecto de red social”, concluye.

Por su parte la presidenta de Empresarias de Galicia, Susana Pérez, también manifiesta que la educación financiera debe comenzar en la infancia y llegar hasta la universidad. Pérez pide para los empresarios una educación financiera más avanzada para que puedan resolver sus dudas a la hora de tomar decisiones. “A veces no conocen los productos financieros que están en el mercado. Necesitan ese asesoramiento para saber qué producto encaja mejor para mi necesidad o la de su empresa”.  Se muestra partidaria, también, de ampliar la formación al ámbito de todos los miembros del núcleo familiar.

Para educar financieramente a las personas existe la dificultad de la cultura cortoplacista actual que no fomenta el ahorro sino un consumo sin visión de futuro. Eso cree el profesor de la USC de Ciencias Políticas, Miguel Anxo Bastos, que también participó en el Foro. La cultura financiera, al no pensar la gente a largo plazo, no invita a planificar su futuro financiero, dice el profesor. “Los ahorros se los comen las expansiones crediticias y los créditos basura”.  Esto hace que mucha gente no vea la necesidad de ahorrar para adquirir los bienes de consumo a largo plazo. Frases como ‘compra hoy y paga mañana” reflejan esa cultura y “ataca a la cultura que nos hizo prósperos”.

Bastos cree que los empresarios están receptivos a este cambio de cultura pero falta implicarse en una “guerra cultural”. “Lo que nos hizo ricos vino del ahorro y sacrificio de nuestros abuelos. Nosotros tenemos que dar continuidad a esos valores”.

El profesor Bastos critica la visión eurocentrista de los países europeos. E invita a mirar a países como los del sudeste asiático donde los trabajadores llegan a ahorrar hasta la mitad de su sueldo. “Europa lleva dos decenios estancada y perdiendo esos valores que nos hicieron ricos”, se lamenta.

El II Foro de Inversión y Finanzas personales invitó a expertos, entre otros, de la categoría de Javier Méndez, secretario general del Instituto Español de Analistas Financieros. Méndez señaló que la nueva directiva europea sobre el asesoramiento que entra en vigor en enero de 2018, hace hincapié en el tipo de asesoramiento que debe recibir el cliente. Se busca el posicionamiento de los asesores financieros como independientes o no. Los independientes cobrarán del asesorado mientras que los no independientes podrán seguir recibiendo ‘comisiones’ de los productos que aconsejan a sus clientes.

Méndez señala que esto afecta a la banca que ya está haciendo un esfuerzo por formar a sus cuadros y estructurando procesos de formación, asesoramiento y análisis.

El riesgo financiero también genera ansiedades e inseguridades. Para atajarlas, Delfina Vicente, psicóloga, propone trabajar con un asesor psicológico que, en armonía con el planificador financiero, ayude a afrontar los miedos e inestabilidades para superarlos con “fortaleza mental” que ayude a una buena gestión. Vicente cree que así es más fácil tener una ventaja respecto a los demás y a uno mismo.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1