Medio Rural incrementa casi un 17% el presupuesto de las ayudas para la apicultura, hasta los 520.000 euros

Una abeja recolecta polen de una flor de mostaza en un prado.

Una abeja recolecta polen de una flor de mostaza en un prado.

La Consellería de Medio Rural destina cerca de 520.000 euros -un 16,8% más con respeto al ejercicio anterior- para las ayudas a la apicultura, tal y como recoge hoy la orden que publica el Diario Oficial de Galicia (DOG). Estas aportaciones están cofinanciadas en un 50% por el FEAGA de la Unión Europea, en un 25% por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama) y en un 25% por la Consellería de Medio Rural.

Los posibles beneficiarios son los titulares de explotaciones apícolas o cooperativas dedicadas la esta actividad, organizaciones representativas y asociaciones de apicultores inscritos en el registro oficial apícola de la Comunidad Autónoma con anterioridad a 1 de enero de 2016. Los solicitantes, que tienen de plazo un mes para presentar la correspondiente solicitud, deberán ser titulares de una explotación con más de 50 colmenas (se solicitan para realizar la trashumancia), tener realizada la declaración del censo anual referida al año 2016, disponer de un seguro de responsabilidad civil y realizar, por lo menos, un tratamiento al año frente a enfermedad de la varroasis.

Entre los gastos subvencionables figuran actuaciones como la asistencia técnica a los apicultores por parte de las agrupaciones, mediante la contratación de técnicos y especialistas en materias relacionadas con la producción y la comercialización de los productos de la apicultura, la sanidad apícola y las actuaciones de vigilancia y control de la vespa velutina. También se apoyará la organización de cursos y jornadas de formación y la elaboración de material de divulgación, a través de folletos, catálogos o soportes audiovisual e informáticos.

Asimismo, con estas aportaciones se financian actuaciones de lucha frente a las agresiones y enfermedades de las colmenas como la varroasis, tanto mediante la adquisición de tratamientos contra esta enfermedad como a través de la sobrealimentación de las colmenas o la renovación y purificación de ceras y adquisición de fondos sanitarios.

La racionalización de la trashumancia recibe también apoyo, en concreto la adquisición de material para la identificación de colmenas, medios de transporte, manejo y otros útiles y equipaciones necesarios para facilitar este proceso, los sistemas de protección o vigilancia antirrobo o de geolocalización integrados en los cuadros de las colmenas, así como la mejora y acondicionamiento de asentamientos, caminos y senderos o la suscripción de seguros de daños propios y responsabilidad civil de las colmenas.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada