Las cuotas de pesca no evitaron que quedaran sin pescar más de un millón de toneladas por un valor estimado de 1.800 millones entre 2008 y 2014

 La conselleira del Mar, Rosa Quintana, apeló hoy en Vigo a seguir trabajando ante la Unión Europea para evitar que queden cuotas sin pescar por los Estados miembro, como aconteció en el período 2008-2014, en el que más de un millón de toneladas quedaron sin consumir, según los datos que maneja la Xunta y que fueron hechos públicos por ARVI. Esta cantidad de especies que quedó sin pescar supondría un valor económico estimado en el mercado de 1.800 millones de euros.

La conselleira hizo estas declaraciones en el marco de su intervención en el desayuno-coloquio sobre el sector marítimo pesquero gallego, organizado por el Círculo de Empresarios de Vigo. Allí explicó que la Xunta continuará buscando argumentos sólidos con el sector para paliar los efectos negativos que tiene sobre nuestra flota el principio de estabilidad relativa. Un concepto sobre lo que el Gobierno estatal de aquella basó sus negociaciones para la entrada de España en la UE en el año 1986 empleando las cuotas pesqueras como moneda de cambio.

En este sentido, destacó la importancia de hacer “valer las buenas prácticas de Galicia” en el campo pesquero como reto clave que puede abrir la puerta para revisar el principio de estabilidad relativa en el marco de la negociación del Brexit. Sobre este asunto, la conselleira recordó la constitución de un grupo de trabajo en el seno del Consejo Gallego de Pesca, con la finalidad de evaluar cada paso que se vaya dando en el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea. También destacó que la Xunta trabaja con el instituto MarInnLeg, creado en Vigo al amparo de la estrategia de Crecimiento Azul (Blue Growth), para conseguir argumentos a favor de la flota gallega de cara las negociaciones en Europa.

Por otra parte, la titular de Mar puso en valor la importancia de la flota de altura y gran altura de Galicia, que cumple unos exigentes estándares ambientales, socio-laborales y económicos, y destacó su trabajo en aguas exteriores. En este campo, señaló que la Xunta fomentará las inversiones de los armadores gallegos en terceros países para mejorar su competitividad. De este modo, explicó que se están buscando herramientas financieras para la renovación de la flota y el refuerzo de contactos con los países en los que está asentada la flota gallega. Así, señaló, el Gobierno autonómico continuará con los contactos establecidos con Cabo Verde, Namibia y Perú, entre otros países.

En este cometido, especificó la conselleira, es necesario hacer ver a la Unión Europea la importancia de la presencia de las empresas pesqueras en terceros países y que “el concepto de política exterior en materia de pesca tiene que cambiar para adaptarse a los tiempos”. También es necesario, añadió, “que la UE acepte que el apoyo jurídico y el apoyo a la renovación de los bienes de las empresas mixtas es positivo para su economía y la de los países que reciben la inversión”. Es decir, la tendencia de la internacionalización en la que el sector gallego es pionero, “debe ser reforzada desde las administraciones públicas”, concluyó.

COMERCIALIZACIÓN

En relación a la comercialización y la transformación, la conselleira del Mar señaló que la Xunta trabajará con las empresas de estos campos para obtener un mayor valor añadido de los productos gallegos y avanzar en su venta. Además explicó que el Gobierno autonómico apostará por la implantación en el comprado europeo de certificaciones públicas que acrediten la sostenibilidad de la explotación de los recursos y el cumplimiento de los estándares sociolaborales.

En este apartado destacó la importancia de la lucha contra la pesca ilegal, no reglada y no documentada para reforzar la competitividad de las empresas gallegas. Para eso, Rosa Quintana hizo hincapié en la necesidad de seguir exigiendo un marco igualitario en el campo del sector transformador para las empresas que comercializan en el mismo mercado y un control exhaustivo de los productos pesqueros y marisqueros procedentes de mercados foráneos. El objetivo, señaló, es evitar situaciones de competencia desleal con nuestros productos y garantizar una homologación de aspectos como la calidad higiénico sanitaria”.

Para atender estos aspectos, la titular de Mar destacó el Plan de la conserva y anunció que Galicia contará con uno nuevo plan próximamente. También destacó el atribuirte económico del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca para que las pequeñas y medianas empresas puedan modernizarse y competir libremente.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada