El Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid acogerá una exposición de la gallega Maruja Mallo

Dos mujeres observan el cuadro de Maruja Mallo titulado 'La verbena' en una exposición.

Dos mujeres observan el cuadro de Maruja Mallo titulado ‘La verbena’ en una exposición.

Una exposición en el museo Thyssen-Bornemisza de Madrid en el primer trimestre de 2018 dedicado a la artista Maruja Mallo (1902-1995) completará el año dedicado a esa pintora surrealista gallega, informó hoy la Real Academia Galega de Belas Artes.

En un comunicado, la citada academia indica que el anuncio de la exposición fue efectuado en la localidad lucense de Vivieiro, lugar de nacimiento de Mallo, durante un acto de homenaje organizado esta mañana con motivo del Día das Artes Galegas.

La apertura del año de homenaje a Mallo se celebró en el teatro Pastor Díaz y fue inaugurado por el presidente de la Academia, Manuel Quintana Martelo, con asistencia de la alcaldesa de Viveiro, María Loureiro; del presidente de la Diputación de Lugo, Darío Campos, y del conselleiro de Cultura, Román Rodríguez.

Mallo nunca contrajo matrimonio ni militó en partido político alguno, fue una artista “sin prejuicios, creadora brillante y rebelde, dotada de gran talento, una sólida formación intelectual, opinión y criterio propios, una rara avis que admite numerosas y caleidoscópicas lecturas”, indica la académica Asunta Rodríguez en el comunicado.

Según la nota, tras estudiar en Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Mallo pintó el cuadro “La mujer de la cabra (La isleña)”, la serie “Verbenas” de 1927 y “La mujer en bicicleta” de 1930, donde recrea a mujeres de dimensiones desproporcionadas.

En 1926 pintó “La sorpresa del trigo”, la obra con la que entró de pleno en el género del surrealismo y que denota una clara influencia del muralista mexicano Diego Rivera.

Tras vivir un año en París, Mallo partió hacia Buenos Aires en 1937, donde comenzó a pintar “Arquitectura humana” en la que incorpora elementos de geometría, y la serie “La religión del trabajo”, y en 1942 comenzó a reflejar en sus cuadros la América indígena y la pluriculturalidad, fruto de sus viajes.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
11