El Banco Popular elevará sus pérdidas de 2016 al menos en 124 millones

El presidente del Banco Popular, Emilio Saracho.

El presidente del Banco Popular, Emilio Saracho.

El Banco Popular cargará más provisiones en sus cuentas de 2016, lo que hará que las pérdidas de ese ejercicio aumenten en al menos 124 millones de euros, hasta superar los 3.600 millones, según han explicado a Efe fuentes de la entidad.

Aunque no será necesario que el grupo que preside Emilio Saracho reformule sus cuentas de 2016, que serán sometidas al visto bueno de los accionistas el próximo lunes, la entidad tendrá que hacer algunos ajustes en las mismas durante la primera mitad del año.

Para empezar, la insuficiencia de determinadas provisiones que afectarían a los resultados de 2016 por importe de 123 millones unida a otros 61 millones por “ajustes ordinarios” elevan las provisiones con cargo a 2016 en 184 millones.

Este esfuerzo adicional en provisiones se traduce directamente en unas pérdidas de 124 millones con cargo a 2016 que, sumadas a las de 3.485,36 millones ya reportadas, engordarán los “números rojos” hasta al menos 3.609,36 millones, un nuevo récord histórico.

Según las fuentes consultadas para aclarar la información remitida ayer por el banco a la CNMV, ese aumento de provisiones tendrá un impacto también en el patrimonio a cierre de 2016.

Igualmente afectará al patrimonio a finales del pasado ejercicio los hasta 160 millones que Popular podría cargar por la “posible insuficiencia” de provisiones asociadas a créditos dudosos en los que la entidad se ha adjudicado la garantía con anterioridad a 2016.

Por otro lado, también podrían mermar el patrimonio y aumentar las pérdidas ya reportadas el hecho de que Popular tenga que hacer más dotaciones por dar de baja algunas de las garantías asociadas a operaciones crediticias dudosas.

Actualmente la entidad analiza una cartera de unos 145 millones de euros para determinar si es necesario elevar las provisiones de la misma; todo lo que corresponda a ejercicios pasados tendrá que ser cargado contra el patrimonio de cierre de 2016, mientras que lo que afecte a ese año, elevará las pérdidas del ejercicio.

Otro de los ajustes anunciados por el banco, en este caso sobre determinados préstamos concedidos a clientes que luego ellos mismos destinaron, en parte o íntegramente, a la compra de acciones de la entidad, afectará al capital de Popular.

La estimación es que inicialmente suponga restar 205 millones de capital, aunque esa cifra puede variar al alza si los clientes destinan más dinero a la compra de acciones o a la baja si van saldando su deuda con la entidad.

El ratio de capital total del Banco Popular a cierre de marzo de este año se situará entre el 11,7 % y el 11,85 %, ligeramente por encima del requerimiento del 11,375 %.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada