La diseñadora cordobesa Juana Martín se enfrenta a 8 años de cárcel por malversación y prevaricación de ayudas públicas

Fotografía de Archivo, tomada el 20 de febrero de 2016, de la diseñadora cordobesa Juana Martín.

Fotografía de Archivo, tomada el 20 de febrero de 2016, de la diseñadora cordobesa Juana Martín.

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido una pena de ocho años de prisión para la diseñadora cordobesa Juana Martín por los delitos de malversación y prevaricación tras las ayudas públicas que recibió entre 2006 y 2011 de la Junta de Andalucía, que habrían provocado un perjuicio de 849.749 euros.

La petición de cárcel se recoge en un escrito de acusación relativo a la investigación judicial sobre la sociedad pública andaluza de capital riesgo Invercaria, que está dividida en varias piezas.

En la pieza relativa a la diseñadora cordobesa, Anticorrupción pide otros ocho años de cárcel y veinte de inhabilitación para el expresidente de Invercaria Tomás Pérez Sauquillo por malversación y prevaricación, que habría cometido en la concesión de las distintas ayudas concedidas.

Para los exdirectivos de la sociedad pública Cristóbal Cantos y Antonio Nieto, la Fiscalía pide seis años y seis meses de prisión a cada uno de ellos, así como 18 años de inhabilitación, también por malversación y prevaricación.

La Fiscalía, que pide la apertura de juicio oral contra los cuatro procesados en esta pieza de Invercaria, cifra el perjuicio económico causado en la sociedad pública en 170.000 euros aportados en concepto de capital y social y en 779.749 euros correspondientes a las cuotas de amortización de los préstamos concedidos.

La empresa de Juana Martín, que declaró por esta causa en 2014, tenía como objeto social el diseño, confección, fabricación, distribución, comercialización y venta de prendas de vestir, calzados y complementos.

En su escrito de acusación, la Fiscalía explica las distintas operaciones desarrolladas por Juana Martín junto a Invercaria desde enero de 2006, que comenzó con un préstamo participativo de 120.000 euros, concedido mediante un cheque nominativo cinco días después de la constitución de la compañía.

También se elaboraron proyectos como el diseño de colecciones “pret-à-porter”, la creación de una marca de diseño o un proyecto denominado de “moda hotel”.

La relación entre la sociedad pública y la empresa de diseño incluyó la petición, en 2011, por parte de Invercaria a Juana Martín de la devolución de un préstamo por valor de 200.000 euros, reclamación que se reiteró en dos ocasiones más pero sin éxito, según el auto de procesamiento del juez de instrucción 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas.

Junto a esta petición de cárcel para la diseñadora, la Fiscalía pide, en una causa que se sigue en los juzgados de Córdoba, otros tres años de cárcel para Juana Martín por un presunto delito de alzamiento de bienes.

Este delito lo habría cometido con un inmueble embargado y con el que Invercaria pretendía cobrarse la deuda de la diseñadora con esta sociedad pública por los préstamos concedidos y no devueltos.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
11