Ángeles Vázquez resalta la importancia del correcto tratamiento de los residuos de origen animal para la salud humana, la sanidad animal y el medio ambiente

MedioRural

La conselleira participó en la inauguración de la nueva planta de Gestora de subproductos de Galicia en Cerceda que creará 6 puestos de trabajo.

La conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, resaltó esta mañana la importancia de un correcto tratamiento de los Subprodutos de origen Animal No Destinados Al Consumo Humano (Sandach) para “evitar riesgos para la salud humana, la sanidad animal o el medio ambiente”. Es esta regulación, relativamente reciente, la que estipula como deben gestionarse materiales sensibles entre los que se incluyen cadáveres de animales infectados o bajo medicación, pieles, abono… y que no tienen como fin último el consumo humano.

Todas estos residuos son tratados en instalaciones como las de la Gestora de subproductos de Galicia (Gesuga), en Cerceda, que hoy inauguró una nueva planta para los subprodutos de categoría 2, aquellos que no suponen un riesgo directo al no transmitir enfermedades ni tener sustancias ilegales o contaminantes. Se incluyen aquí abono, materiales de origen animal recogidos al depurar las aguas residuales de los mataderos o que contengan residuos de medicamentos veterinarios y contaminantes, entre otros.

Por todo ello, y para evitar que se repitan capítulos como lo de las vacas locas, son imprescindibles estos procesos porque permiten que los productos gallegos lleguen a los mercados con todos los avales de calidad y respetando las normativas que los regulan. “La nueva planta de categoría 2 que inauguramos esta mañana está diseñada de forma que garantice durante todo el proceso a separación y rastreabilidad de los subprodutos que se tratan, como ya se venía haciendo con los de categoría 1, más peligrosos”, señaló Ángeles Vázquez, añadiendo además que estos procesos contribuyen a mantener el buen nivel de salubridad y sanidad animal que tenemos en nuestra comunidad.

Las instalaciones que Gesuga tiene en Cerceda miden 40.600 metros cuadrados y dan trabajo a 56 personas, con esta nueva planta se sumarán otros 2.200 metros cuadrados y se crearán 6 nuevos puestos de empleo. Pero además la compañía dispone de otras dos instalaciones en Vilamarín (Ourense) y Outeiro de Rei (Lugo) donde cuenta con otros 23 trabajadores en total.

Gesuga es “un ejemplo del buen hacer de las empresas gallegas que son capaces de adaptarse con rapidez y a la vez con rigurosidad a los nuevos tiempos, sin tener nada que envidiar a las tecnologías foráneas”, declaró Ángeles Vázquez.

Gesuga en cifras
Gesuga comienza su actividad de recogida y transporte en marzo de 2005 y con el tratamiento de subprodutos cárnicos en noviembre de ese mismo año. La prohibición de enterramiento de los cadáveres de los animales muertos en las explotaciones ganaderas supuso una importante cantidad de nuevo subproduto a procesar.

Es además la empresa adjudicataria desde octubre de 2015 del servicio de la recogida, transporte, eliminación y destrucción de los animales muertos en las explotaciones ganaderas gallegas. Así, recoge cadáveres de animales procedentes de más de 45.000 explotaciones ganaderas gallegas y procesa 60.000 toneladas al año con las que obtiene 20.000 toneladas de productos como harinas de carnes y de huesos, así como grasa y pieles.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada