Por el cambio de divisas, más barato viajar a México o Reino Unido

Vista general de Playa del Carmen en el estado de Quintana Roo (México).

Vista general de Playa del Carmen en el estado de Quintana Roo (México).

El cambio de divisa favorecerá a los turistas que viajen a Reino Unido, México, Suecia, China o Filipinas en Semana Santa, ya que las monedas de estos países son las que más se han depreciado en el último año.

La libra ha sido la moneda que más valor ha perdido en los últimos doce meses, como consecuencia del impacto de la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea.

El voto a favor del “brexit” ha hecho retroceder a la libra más de un 9 % frente al euro desde abril de 2016, y más de un 11 % desde el día de la votación.

Así, el euro ha pasado de cambiarse a 0,7653 libras en junio a 0,8546 libras en la actualidad.

De este modo, los españoles, o cualquier ciudadano de la zona euro, que tengan pensado viajar a Reino Unido en Semana Santa habrá ganado poder adquisitivo respecto hace un año.

No obstante, las ventajas de una libra barata podrían terminar en pocas semanas.

El director de riesgos de Ebury, Enrique Díaz-Álvarez, ha explicado en declaraciones a Efe que “la libra está infravalorada y las peores perspectivas de un brexit duro estaban descontadas por los mercados”.

Díaz-Álvarez sostiene que “el tono conciliador de (la primera ministra de Reino Unido) Theresa May y su intención de negociar con la Unión Europea parecen convencer a los mercados, por ello la primera reacción de la libra tras la activación del artículo 50 fue de alivio, con un repunte ligero”.

Además, el experto no descarta una subida de los tipos de interés por parte del Banco de Inglaterra “antes de lo que el mercado espera” y que se traducirá en movimientos alcistas en la divisa.

Los turistas que visiten Suecia, Filipinas, China o México durante estos días también notarán en sus bolsillos la bajada de las divisas de estos países.

En el caso de Suecia, la corona ha cedido más de un 3 % frente al euro en el último año debido a “la agresiva política que mantiene el Risk Bank, con tipos negativos, ha apuntado el director de riesgos de Ebury.

Asimismo, el peso filipino se ha dejado un 3,34 %; el mexicano, un 2,46 %; y el yuan, un 1,14 %.

Otro de los destinos que puede resultar favorable al cambio es Sudáfrica, ya que el rand ha registrado una importante depreciación en los últimos días “cuando el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, decidía despedir al ministro de Finanzas”.

Por el contrario, no tendrán tanta suerte los que hayan elegido para sus vacaciones de Semana Santa destinos como Brasil, Rusia, Noruega o Estados Unidos.

El rublo ruso y el real brasileño se han revalorizado entre un 20 % y un 17 %, respectivamente, como consecuencia de “la recuperación de los precios de las materias primas”.

“Tanto el rublo como el real brasileño son divisas cuya fluctuación está muy relacionada con los precios de las materias primas”, ha comentado Díaz-Álvarez.

Esta explicación se aplica también a la corona noruega, un 2,8 % más cara que hace un año por “la recuperación del petróleo”.

Para aquellos que vayan a pasar las vacaciones en Estados Unidos, la llegada al poder de Donald Trump no ha hecho caer al dólar, de hecho, está cerca de un 5,5 % más caro que hace un año.

Esta tendencia podría prolongarse en el tiempo ya que, como explica el experto de Ebury, “el retraso de las políticas anunciadas no está haciendo más que ralentizar la apreciación del dólar”.

Sin embargo, los viajeros no son los únicos que están expuestos a la fluctuación de la moneda, ya que las agencias de viajes también dependen del comportamiento de la divisa.

Así, para los destinos europeos las monedas habituales son el euro y la libra, mientras que para destinos mundiales lo habitual es operar en dólares, aunque también se recurre a monedas locales como el rand sudafricano, el dólar neozelandés o el baht tailandés.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada