Susana Magro afirma que la vuelta al apoyo a las renovables “está cercana”

cambio climatico

Susana Magro, (3 dch), directora de la Oficina Española de Cambio Climático del MAGRAMA, abrió hoy en EFE el ciclo “Encuentros verdes”, un foro sobre comunicación ambiental que en su primera cita pone el foco en las negociaciones sobre el clima en un año decisivo de cara a la consecución de un acuerdo vinculante en la COP21 de París.

La directora de la Oficina Española de Cambio Climático, Susana Magro, ha considerado hoy que la vuelta al apoyo del Gobierno a las energías renovables “está cercana” y que esta forma de generación se verá favorecida en España por la mejora de las interconexiones eléctricas con el resto de Europa.

 

Magro hizo esta afirmación en respuesta a preguntas de los periodistas sobre si el Gobierno se plantea volver a apoyar las energías renovables durante el primer encuentro de un ciclo de foros sobre temas medioambientales organizado por la Agencia EFE y la Fundación Biodiversidad.

 

La responsable de las políticas de cambio climático del Ejecutivo ha dicho que lo que el actual Gobierno ha hecho en materia de renovables ha sido “parar y poner orden”, dado que en enero de 2012 “el sector eléctrico español era un agujero negro económico, no había por dónde cogerlo”.

 

No obstante, Magro ha insistido en que “por supuesto que habrá que volver” a apoyar la generación de energía limpia, porque, a su juicio, “no puede haber un futuro sin renovables”.

 

En esa línea ha apuntado que “esa vuelta está cercana”, ya que “las cosas están mejor que en enero de 2012 respecto al déficit de tarifa”.

 

“Yo estaría encantada de que se vuelva a instalar renovable”, ha reiterado Magro, quien cree que el hecho de que España, hasta ahora “una isla energética”, vaya a pasar primero de un 10 % y luego a un 15 % de interconexión eléctrica con Europa “abre una ventana de posibilidades impresionante” para que, “en un futuro, España pueda ser el nicho de energía renovable de toda la UE”.

 

Al plantearle los periodistas si decisiones que toma el Ministerio de Industria, como retirar las primas a las renovables con carácter retroactivo, apoyar el carbón o “penalizar” el autoconsumo solar con balance neto con un peaje, son compatibles con la lucha contra el cambio climático, Magro ha señalado que “el camino al futuro no va a ir por seguir subvencionando el carbón”.

 

También ha matizado que Industria “no penaliza el autoconsumo” sino que el usuario “paga una cuota por conectarse a la red por tener seguridad de suministro”, y ha atribuido estas medidas a “un problema gravísimo con las cuentas”, heredado del gobierno anterior.

 

“Tengo la esperanza de que, cuando la situación económica mejore y las cuentas estén resueltas, podamos trabajar en cómo ayudar al autoconsumo”, ha concluido respecto a este tema.

 

Magro ha dicho que la hoja de ruta para reducir emisiones en los sectores difusos, como el transporte o la edificación, “ya está en marcha” y que su departamento está colaborando con los ministerios encargados de aplicar gran parte de las medidas incluidas en la misma, como Industria o Economía.

 

“No se puede decir que este Gobierno no haya impulsado la lucha contra el cambio climático”, ha insistido Magro, quien ha defendido que ha llevado “muchos temas de lucha contra el cambio climático al Consejo de Ministros y todos han salido adelante”.

 

Entre ellos ha destacado los Planes de Impulso al Medio Ambiente (PIMA) o la estrategia de adaptación al cambio climático, que por primera vez contará con un presupuesto de 12,1 millones de euros, la mayoría de los cuales (8 millones) irán destinados a treinta proyectos para proteger la costa de los efectos adversos del calentamiento.

 

Sobre las negociaciones que esta semana tienen lugar en Ginebra para ir concretando el borrador del acuerdo global de lucha contra el calentamiento, que debería aprobarse en la Cumbre del Clima de París a finales de año, Magro ha comentado que las negociaciones avanzan en un “ambiente positivo”, a pesar de que el texto de acuerdo ha pasado estos días de 38 a 88 páginas.

 

Ha reconocido que alcanzar ese acuerdo “será difícil”, pero que “se tiene que lograr, porque la ocasión es única”.

 

En ese sentido, ha agregado que el Gobierno francés, que presidirá esa cumbre de Naciones Unidas celebrada en su capital, va a contar con “todo el apoyo del español” para alcanzar ese pacto y que, de hecho, ya se celebran reuniones bilaterales mensuales sobre la marcha de esas negociaciones.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada