Juncker, “muy preocupado” por la falta de avances en la negociación con Grecia

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker (izq), a su llegada a la reunión de líderes del Partido Popular Europeo (PPE) en Bruselas (Bélgica) hoy.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker (izq), a su llegada a la reunión de líderes del Partido Popular Europeo (PPE) en Bruselas (Bélgica) hoy.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, se mostró hoy “muy preocupado” por la falta de avances en las negociaciones con Grecia durante la reunión de ayer de los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, el Eurogrupo.

 

“Estoy muy preocupado por la situación que se ha dado. Habría deseado que se dieran más pasos anoche”, declaró el ex primer ministro de Luxemburgo a su llegada a la cumbre informal de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE).

 

“Vamos a hablar de ello hoy”, agregó, en referencia a la primera reunión del primer ministro griego, Alexis Tsipras, con sus veintisiete homólogos de la UE y al fracaso del Eurogrupo en su reunión extraordinaria de ayer, la primera con el titular heleno de Finanzas, Yanis Varufakis, en la que buscaban acercar posiciones sobre el futuro de la asistencia de la eurozona al país.

 

“En este asunto, no se trata del nuevo Gobierno griego (…) sino del pueblo griego y eso tendríamos que tener en el radar” en la negociación con Atenas, dijo Juncker.

 

“No negociamos ante las cámaras”, reiteró, al ser preguntado por los siguientes pasos antes de la nueva reunión prevista del Eurogrupo, el próximo día 16.

 

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro no hicieron suficientes progresos en sus conversaciones, ni siquiera para publicar un comunicado conjunto.

 

El portavoz del Ejecutivo griego, Gavriil Sakelaridis, reconoció hoy en Atenas que en la reunión del Eurogrupo no hubo un comunicado porque su Gobierno rechazó una frase que hablaba de “una extensión del memorando”, en alusión al programa de rescate.

 

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, dijo a su llegada a Bruselas que está deseando ver a Tsipras, vencedor de las elecciones griegas del 25 de enero, que por primera vez participa en una reunión de jefes de Estado o Gobierno de la Unión.

 

“Le diré que lo que hace falta entre Grecia y la eurozona no es un punto muerto, sino una solución y que la economía británica está creciendo y va bien, pero que nos afecta lo que pasa en el continente europeo y, cuanto más dure esta situación, peor puede potencialmente ser para el Reino Unido”.

 

Para Cameron, “ello subraya la importancia de atenerse a nuestro plan económico a largo plazo”.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada