Air Nostrum gana 6,8 millones en 2016, un 40 % menos que el año anterior

El presidente de Air Nostrum, Carlos Bertomeu, presenta los resultados de la compañía aérea del pasado ejercicio e informa de los planes de futuro.

El presidente de Air Nostrum, Carlos Bertomeu, presenta los resultados de la compañía aérea del pasado ejercicio e informa de los planes de futuro.

La aerolínea valenciana Air Nostrum ha cerrado el ejercicio 2016 con un beneficio de 6,8 millones de euros, lo que supone un 40 % menos que el año anterior, según ha dado a conocer hoy en rueda de prensa el presidente de esta compañía aérea, Carlos Bertomeu.

De esta forma, la aerolínea franquiciada de Iberia para vuelos regionales encadena tres años consecutivos de ganancias -de los que repartirá el 50 % entre su accionariado-, aunque reduce el margen de beneficio por la apreciación del dólar frente al euro, la sobreoferta de plazas y el cambio de flota.

La empresa ha cerrado 2016 con unos ingresos de 425 millones de euros, lo que supone un 2,5 % más que en 2015, mientras que el volumen de pasajeros ha crecido un 6,5 %, pese a que el número de vuelos se ha incrementado un 1,3 %.

Además, Air Nostrum logró en 2016 el índice de ocupación más alto de toda su historia y registró el mejor dato de puntualidad de los últimos años, con un 88,6 %.

El año pasado, la aerolínea valenciana transportó a 4,27 millones de pasajeros (260.000 más) y operó 76.966 vuelos (1.000 más) con un factor de ocupación del 66,7 % (65,7 % en 2015).

La reducción del beneficio se fundamenta, según Bertomeu, en que la apreciación del dólar frente al euro ha penalizado la bajada del precio del carburante (la compañía solo ingresa en euros y efectúa el 35 % de sus pagos en dólares), la “brutal” sobreoferta, que se “concentró sobre todo en Europa y particularmente en España” y la transición que implica el cambio de flota de los CRJ900 a los CRJ1000.

En definitiva, 2016 “ha sido un año de consolidación, seguimos creciendo y en beneficios”, ha señalado Bertomeu, además de destacar que todas las unidades de negocio han incrementado su facturación, desde los vuelos regulares hasta los vuelos para terceros o mantenimiento.

El negocio de vuelos a terceros (Binter Canarias, Sas o Croatia Airlines) supuso el año pasado una facturación de 35,2 millones, un 13,5 % más que el año anterior, mientras que la compañía también ha crecido en mantenimiento, realizando este servicio para compañías de Canadá e Iraq, e incluso para fuerzas aéreas de Francia, España, Alemania, Turquía o Malasia, desplazando a estos países a sus mecánicos.

En lo que va de 2017, la compañía sigue mejorando su ratio de puntualidad, y en enero fue la más precisa de Europa, con un 91,4 %, en febrero mejoró su índice desde 2001 con un 93,4 % y ayer logró un 100 %, por tercera vez en su historia, aunque la primera sin ser fin de semana.

Sobre su negocio en Suramérica, Bertomeu ha indicado que su presencia en Paraguay y Argentina se realiza a través de otras empresas, por lo que estas operaciones quedan fuera de la cuenta de resultados.

En Paraguay actualmente opera como socio de la compañía Amaszonas con un avión que cubre el trayecto Asunción-Ciudad del Este y que, en su segundo año, “sigue en pérdidas, pero este año ha de equilibrar”.

En Argentina lo hace a través de Flyest, que mantiene la licencia de la firma Sol, aunque únicamente para vuelos chárter.

“Se trata de un país muy atractivo, en el que hay mucho por hacer en aviación regional y también muchos equipos de fútbol con presupuesto”, ha subrayado.

Respecto al empleo, Air Nostrum no ha experimentado variaciones significativas de plantilla, que actualmente se sitúa en 1.390 personas.

La compañía ya dispone de la licencia de operador ferroviario, con la que espera poder operar en este mercado en cuanto se liberalice el sector, a partir de 2020, a través de la empresa Intermodalidad de Levante (ILSA).

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada