Toyota ganó 14.763 millones de euros en 2016, un 21 por ciento menos

Toyota - New Yaris GRMN.

Toyota – New Yaris GRMN.

El fabricante nipón de vehículos Toyota Motor tuvo un beneficio neto de 1,83 billones de yenes (14.763 millones de euros) en el ejercicio 2016, un 20,8 % interanual menos, debido al incremento de los costes y a tipos de cambio desfavorables.

En el último año fiscal nipón, que comprende entre abril de 2016 y finales del pasado de marzo, Toyota logró un beneficio operativo de 1,99 billones de yenes (16.057 millones de euros), un 30,1 % interanual menos, según sus resultados publicados hoy.

El fabricante con sede en Aichi (centro de Japón) facturó en este período 27,59 billones de yenes (222.648 millones de euros), un 2,8 % inferior al ejercicio anterior.

A pesar de este descenso en sus ingresos, que Toyota atribuyó a la fortaleza del yen, el segundo mayor fabricante mundial del automóvil tras el grupo alemán Volkswagen, incrementó sus ventas de vehículos en un 3,34 % hasta 8,97 millones de unidades en todo el mundo.

“Excluyendo el impacto total de los tipos de cambio y otras pérdidas derivadas, el resultado operativo creció en 120.000 millones de yenes (967 millones de euros) respecto al año precedente como resultado de la mejora de la rentabilidad”, explicó el vicepresidente ejecutivo de Toyota, Osamu Nagata, en un comunicado.

La apreciación del yen frente a otras monedas como el dólar y el euro repercutió en un impacto negativo de 940.000 millones de yenes (7.581 millones de euros), mientras que el incremento de los costes de producción y distribución restó a sus cuentas 530.000 millones de yenes (4.274 millones de euros), dijo la empresa.

Toyota Motor publicó, asimismo, su estimación de resultados para el ejercicio en curso, que concluirá el 31 de marzo de 2018, y para el que prevé nuevas caídas en sus beneficios neto y operativo debido a la actual evolución de los tipos de cambio.

El mayor fabricante nipón del sector espera un descenso del 18,1 % en su ganancia neta hasta 1,5 billones de yenes (12.091 millones de euros), mientras que el beneficio operativo calcula un retroceso del 19,8 % hasta 1,99 billones de yenes (16.042 millones de euros).

La facturación por ventas, por su parte, retrocederá un 0,4 % hasta 27,5 billones de yenes (221.686 millones de euros), según los cálculos de Toyota.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada