A la espera del nombramiento del nuevo representante de Comercio de EEUU para averiguar si el TTIP está “en la nevera o en el congelador”

La secretaria de Estado de Comercio de España, María Luisa Poncela García (d), conversa con la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström (i), al inicio del Consejo de Ministros de Comercio de la UE en Bruselas (Bélgica) hoy, 11 de mayo de 2017.

La secretaria de Estado de Comercio de España, María Luisa Poncela García (d), conversa con la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström (i), al inicio del Consejo de Ministros de Comercio de la UE en Bruselas (Bélgica) hoy, 11 de mayo de 2017.

El ministro maltés de Economía, Inversión y Pymes, Christian Cardona, cuyo país preside este semestre la Unión Europea (UE), aseguró hoy que habrá que esperar al nombramiento del nuevo representante de Comercio de EEUU para averiguar si el TTIP

“Esperamos una larga lista de respuestas de la Administración estadounidense. Es pronto para decir si el TTIP está en la nevera o en el congelador”, indicó Cardona en una rueda de prensa al término de un Consejo de ministros comunitarios, sobre la negociación del acuerdo de libre comercio e inversiones UE-EEUU.

Cardona se mostró confiado, en cualquier caso, en que “seguro que hay modelos sobre los que podemos construir” ese acuerdo, que Bruselas y Washington negociaban ya con dificultades y que quedó en suspenso con la llegada a la presidencia de Estados Unidos de Donald Trump, con un discurso más proteccionista.

La secretaria de Estado española de Comercio, Marisa Poncela, indicó que “estamos esperando a que las nuevas autoridades tomen posesión de sus cargos para poder tener un negociador con el que poder restablecer líneas de negociación”.

Por su parte, la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, confirmó la “preocupación” de la UE por “ciertas medidas que vienen de EEUU”, en referencia a las dos órdenes ejecutivas firmadas el pasado 31 de marzo por Trump.

Las órdenes piden elaborar un informe en 90 días sobre las principales causas del déficit comercial del país con algunos de sus mayores socios comerciales, incluidas posibles prácticas desleales o discriminatorias.

“Los Estados miembros están preocupados y, nosotros, también”, comentó.

Por esa razón, aseguró que la Comisión Europea (CE) ha enviado a EEUU “una respuesta en nombre de los 28 Estados miembros, en estrecha cooperación, donde enfatizamos que la UE tiene una sola política comercial” y que las divergencias en déficit comercial en un Estado miembro individual “no pueden originar medidas de política comercial”.

La CE remitió esa misiva en el marco de la audiencia pública llevada a cabo por el Gobierno estadounidense sobre déficits comerciales significativos con países como Alemania, que en 2016 exportó a EEUU por valor de 107.300 millones de euros (el 9 % de sus exportaciones totales).

Malmström dijo que corresponderá a EEUU evaluar el asunto, pero afirmó que “creemos firmemente que el déficit no es en sí mismo la métrica adecuada para valuar las consecuencias del comercio o la apertura”.

En su carta, la CE apunta a que el origen de esos déficits puede estar “en una combinación de factores, incluido un ahorro nacional insuficiente”, mientras que centrarse sólo en el comercio de bienes “no ofrece toda la panorámica”.

Además, puntualiza que los déficits comerciales “no pueden verse como un motor de desempleo”.

“Es cierto que ha habido algunas declaraciones por parte del presidente (Trump) donde llama la atención sobre los déficits que tiene con respecto a algunos países de la UE o con la UE en su conjunto”, indicó Poncela, quien insistió en que “hay que esperar a que los nuevos negociadores estén en sus puestos” con el fin de tener “un diálogo franco, abierto y fructífero”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada