El Eurogrupo abordará la revisión del rescate a España sin tratar del Banco Popular

Una moneda de un euro sobre una bandera europea.

Una moneda de un euro sobre una bandera europea.

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona, el Eurogrupo, abordarán en su reunión del próximo lunes la revisión del rescate a la banca española en dificultades, pero no debatirán sobre la situación del Banco Popular que, según fuentes comunitarias, está siendo tratada por el Gobierno con “claridad”.

“Creo que las autoridades españolas están lidiando con la situación en torno al banco con claridad y dentro del marco político europeo que tenemos a nuestra disposición”, dijo hoy un alto cargo europeo.

Añadió que los ministros no abordan la situación de instituciones individuales, ya que “esto es más para los supervisores”.

El Banco Popular, que cerró 2016 con unas pérdidas de 3.600 millones de euros, estudia llevar a cabo una fusión con otra entidad o una ampliación de capital para asegurar su viabilidad y despejar las dudas sobre su capacidad para hacer frente a la carga de activos problemáticos que acumula, cuyo valor asciende a 30.000 millones de euros.

El Banco Central Europeo (BCE), que supervisa a la banca de la eurozona, dijo este lunes que está inspeccionando la entidad en una revisión “ordinaria” que aún no ha concluido para saber si realmente tiene déficit de provisiones para hacer frente a sus activos improductivos.

Así las cosas, la situación del Popular no estará sobre la mesa el lunes, cuando el BCE y la Comisión Europea (CE) informarán a los ministros de los diecinueve países de la eurozona sobre la séptima revisión de seguimiento del rescate a la banca española en dificultades, que tuvo lugar en Madrid el 26 y el 27 de abril.

En su informe las instituciones señalan que España tiene un “crecimiento sólido, ha mejorado la competitividad y la reforma del sector financiero ha progresado”, afirmó hoy un alto cargo comunitario.

Los retos para el país, añadió, son su volumen de deuda “comparativamente alto” y la competitividad.

“El desapalancamiento tiene que continuar y se necesita trabajar hacia más mejoras en competitividad”, apuntó.

El BCE y la CE afirmaron en un comunicado, al término de la revisión, que la banca española cumple “confortablemente” con los requisitos de capital y prosigue la reducción de sus ratios de préstamos improductivos.

Añadieron, no obstante, que estos “aún son altos” y “algunos bancos necesitarán reforzar sus balances para lidiar con los activos inmobiliarios”, legado de la crisis.

Asimismo, indicaron que la reestructuración de la banca avanza bien, después de que se haya dado luz verde para la fusión de Bankia y BMN, y subrayaron que su privatización posterior “reforzará la estabilidad del sector”.

A falta de que publiquen su informe final, recordaron también como en ocasiones anteriores que se necesitan “más esfuerzos” para optimizar las operaciones de la Sareb (banco malo) y reducir sus costes.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada