España emite 4.773 millones a largo plazo y paga un 1,56 por ciento a 10 años

Los agentes de Ahorro Corporación, grupo de servicios financieros encargado de la subasta de bonos y letras del Tesoro Público.

Los agentes de Ahorro Corporación, grupo de servicios financieros encargado de la subasta de bonos y letras del Tesoro Público.

El Tesoro Público ha captado hoy 4.773 millones de euros en una subasta de deuda a largo plazo, con menores intereses en prácticamente todas las denominaciones, especialmente en las obligaciones a 10 años, que ha vendido al 1,56 %.

El grueso de la emisión, 1.621,60 millones, se ha colocado en bonos a 5 años, con una vida residual de 3,2 años, y un interés del -0,125 %, aún más bajo que el -0,117 % anterior, después de que los inversores demandaran 2.330,97 millones de euros.

Otros 1.263,07 millones se han conseguido con una reapertura de una emisión a 15 años a la que le quedan de vida 9,2 años, con un interés del 1,374 %, frente al 1,469 % de la última subasta, gracias a que la demanda ascendió a 2.165,07 millones.

Además, España ha aprovechado esta subasta, la última de mayo, para captar 1.192,55 millones más en deuda a 10 años, con una rebaja superior al 8 % respecto a la puja previa, ya que el interés último ofrecido ha pasado del 1,701 % al 1,563 %, en línea con la rentabilidad que exigen los inversores en el mercado secundario.

El resto del “papel” colocado por el Tesoro Público correspondió a otras obligaciones a 15 años a las que le quedan de vida 6,8 años, con las que se hizo con 695,77 millones a un interés del 0,787 %, sólo en este caso, ligeramente superior al 0,780 % anterior, después de que los inversores solicitaran 1.537,77 millones de euros.

Según los datos de mercado consultados por Efe, la demanda total ha ascendido a 7.738,36 millones, 1,6 veces los 4.772,99 millones adjudicados, que están en la banda alta de la horquilla de entre 4.000 y 5.000 millones que el Tesoro Público se había fijado como objetivo para esta subasta.

La colocación de esta semana llega apenas dos días después de que España captara 1.605 millones en letras a tres y nueve meses, que en el último caso salieron a un interés más negativo que en pujas previas, lo que se traduce en que cobra más a los inversores.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada