China alerta sobre el virus UIWIX, de comportamiento similar al WannaCry

Un programador muestra la captura de pantalla en la que se pide un rescate en bitcoins, tras un ataque informático.

Un programador muestra la captura de pantalla en la que se pide un rescate en bitcoins, tras un ataque informático.

El centro de alertas informáticas de China alertó anoche sobre el riesgo de ciberataque del virus UIWIX, cuyo comportamiento es similar al WannaCry que ha afectado a más de 150 países desde el pasado viernes y causado alarma a nivel global.

Según la agencia oficial Xinhua, el UIWIX fue detectado por el Centro Nacional de Respuesta ante Emergencias de Virus y la compañía de software AsiaInfo, y su forma de contagio es similar a la del WannaCry.

Ambos utilizan agujeros de seguridad del sistema operativo Windows para renombrar archivos y encriptarlos con el fin de solicitar un rescate a los usuarios a cambio de volver a tener acceso a ellos, destacó el subdirector del centro de emergencias, Chen Jianmin.

Por ahora no se han confirmado en China infecciones con el nuevo virus, que suele renombrar archivos con la extensión “.UIWIX”, pero el centro de emergencia está alerta ante posibles contagios, señaló Xinhua, mientras Windows ha publicado una actualización de seguridad para hacerle frente.

Ya el pasado lunes, las autoridades de Pekín anunciaron el descubierto de otra mutación del WannaCry, el “WannaCry 2.0″.

Según señaló entonces el diario oficialista chino GlobalTimes, WannaCry está basado en EternalBlue, aplicación desarrollada por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense para atacar ordenadores que utilicen el sistema operativo Microsoft Windows.

El director del Instituto de Estrategia en el Ciberespacio chino, Qin An, indicó que “las armas virtuales desarrolladas por Estados Unidos recuerdan al mundo el gran daño que la hegemonía estadounidense en las redes puede causar”.

Entre las más de 30.000 empresas afectadas por el ataque de WannaCry en China hubo hospitales, estaciones de tren, universidades, oficinas gubernamentales y de correos o gasolineras.

Uno de los principales damnificados en China fue la poderosa petrolera estatal CNPC, la cuarta compañía con mayor facturación a nivel mundial, que tuvo que desconectar de los servidores más de 20.000 estaciones de servicio y dejó temporalmente de permitir pagos a través de la red.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada