DYC, el whisky español de la destilería segoviana, el segundo más demandado en territorio nacional

La relaciones públicas de la marca segoviana de whisky DYC, Elena Esteban, en una entrevista para EFE durante un recorrido de las instalaciones en Palazuelos de Eresma (Segovia). Productos con más años de envejecimiento, nuevos aromas y sabores y un toque añadido de calidad componen la gama premium en la que trabaja la marca.

La relaciones públicas de la marca segoviana de whisky DYC, Elena Esteban, en una entrevista para EFE durante un recorrido de las instalaciones en Palazuelos de Eresma (Segovia). Productos con más años de envejecimiento, nuevos aromas y sabores y un toque añadido de calidad componen la gama premium en la que trabaja la marca.

Productos con más años de envejecimiento, nuevos aromas y sabores y un toque añadido de calidad componen la gama premium en la que trabaja la marca segoviana de whisky DYC, una bebida “muy clásica que busca la innovación”, según ha explicado el director de la destilería, Luis García.

Uno de los retos que se plantea la empresa es que DYC sea más conocido y consumido en el exterior porque “a nivel de calidad no tiene nada que envidiar a las bebidas extranjeras” y, a su juicio, está en condiciones de acaparar una “buena cuota de mercado”.

La clave está, ha explicado García, en cambiar el alcohol de barril durante su envejecimiento para que adquiera propiedades del vino o de otras bebidas alcohólicas, un proceso que en lugar de llevar los 3, 8 o 10 años habituales podría rondar entre los 15 y 20 años.

Además, ha indicado que al igual que ha ocurrido en el mundo de la ginebra o el vodka, el whisky también comienza a introducir nuevos sabores acordes al producto como la manzana y la miel un paso que, según García, DYC podría dar próximamente “para llegar más al público joven.

La empresa, que tiene su destilería en Palazuelos de Eresma (Segovia), lleva 58 años produciendo el whisky español más conocido y el segundo más demandado en el país ya que, con una cuota de mercado del 20,1 por ciento y un millón de cajas de nueve litros vendidas en 2016, solo ha sido superado por la marca escocesa JB.

Esto supone, según García, una “recuperación” de las ventas, ya que desde hace varios años el consumo de whisky ha experimentando una “caída importante” en España, un hecho que ha achacado a las modas y al descenso generalizado de consumo de bebidas espirituosas.

No obstante, mientras el crecimiento de consumo de whisky en 2016 fue del uno por ciento, consolidándose como la bebida espirituosa más demandada, DYC supera en cerca de siete veces esta cifra con un aumento de las ventas del 6,9 por ciento en el mismo periodo.

Nicomedes García creó en 1958 esta empresa a las orillas del río Eresma y desde entonces y a pesar de su crecimiento masivo en 1993, que alcanzó los 2,5 millones de cajas vendidas, ni la actual compañía a la que pertenece DYC, Beam Suntory, ni las anteriores se han planteado “sacar de Segovia la producción”.

En este sentido, la relaciones públicas de la destilería, Elena Esteban, ha asegurado que DYC está “orgullosa” de ser una empresa segoviana y de mantener el 100 por ciento de su producción en la provincia, precisamente por eso, se ha grabado la palabra Segovia en el nuevo etiquetado que lanzó la marca a finales de marzo.

En cuanto a las exportaciones, el director de la planta ha reconocido que “la presencia en el exterior es baja” y se limita al norte de África y algunos países de Oriente, ya que “es un whisky nacional que nació para consumirse en España”, ha aseverado.

Esto se debe, a su juicio, a que la planta no ha dado a basto con la producción nacional y a la elevada competencia que existe en el mundo con whiskys muy consolidados como los escoceses o irlandeses.

Los 1.000 metros de altura a los que se encuentra el molino de agua del siglo XV en el que se encuentra la fábrica desde sus orígenes, la convierten en la destilería de whisky situada a mayor altitud sobre el nivel del mar del mundo, lo que según Esteban, supone un aspecto “muy positivo” para el envejecimiento del alcohol.

Además, es de las pocas destilerías que todavía albergan todo el proceso de elaboración de esta bebida espirituosa, con una sección de maltería, la destilería de whisky de malta y de grano, 37 bodegas de envejecimiento, que contienen 170.000 barriles y cerca de 40 millones de litros de alcohol, y la planta de embotellado.

El éxito de DYC se debe, según Esteban, a que nació en un momento en el que no se bebía whisky en España por la imposibilidad de importarlo, pero se mantiene en el “el top” 58 años después por sus “características y su compromiso”, que avalan cuatro certificaciones nacionales en calidad, medio ambiente, seguridad laboral y seguridad alimentaria.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1

Etiquetas: