Bruselas propone la salida de Portugal del procedimiento de déficit excesivo

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, saluda al primer ministro de Portugal, Antonio Costa, en Bruselas.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, saluda al primer ministro de Portugal, Antonio Costa, en Bruselas.

La Comisión Europea propuso este lunes la salida de Portugal del procedimiento de déficit excesivo, después que Lisboa redujera su déficit por debajo del 3% del PIB en 2016, límite acordado por los países europeos, que todavía sobrepasan Francia y España.

El ejecutivo comunitario “recomienda el cierre de los procedimientos por déficit excesivo de Croacia y Portugal”, indicó la Comisión en el marco de sus recomendaciones de primavera (austral), cuyas propuestas deberán aprobar ahora los 28.

Esta decisión era de esperar después que Bruselas constatara la semana pasada en sus previsiones de primavera que el Gobierno socialista portugués, apoyado por partidos de izquierda antiausteridad, redujo el déficit en 2016 al 2%, y podría dejarlo en el 1,8% en 2017 y en el 1,9% un año después.

Los países europeos se comprometieron, en base al Pacto de Estabilidad y Crecimiento, a mantener sus cuentas públicas saneadas por debajo del 3% de su PIB, so pena de sanciones que, sin embargo, nunca se han aplicado hasta ahora.

Portugal, que entró en el procedimiento por déficit excesivo en 2009, lo abandonará así casi un año después de librarse junto a España de una multa por registrar un déficit excesivo en 2015 y unos tres años más tarde de salir de un programa de macroeconómico.

Golpeada por la crisis de la deuda en la zona euro, Lisboa tuvo que aplicar duras medidas de rigor presupuestario a cambio de un préstamo de 78.000 millones de euros acordado en 2011 por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Todo el país tiene buenas razones de alegrarse. Es una muy esperada buena noticia, es una noticia justa”, dijo tras el anuncio el ministro de Economía portugués, Manuel Caldeira Cabral, para quien esto “refuerza la convicción de que el rigor que demuestra el gobierno debe continuar”.

Esta decisión es un “bonito reconocimiento a los esfuerzos realizados” por el “pueblo portugués”, indicó el comisario europeo de Asuntos Financieros, Pierre Moscovici.

El comisario francés subrayó también que, en el marco del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, sólo Francia, España, Grecia y Reino Unido siguen sumidos en un procedimiento, frente a 24 en 2011, en plena crisis de la deuda.

ESPAÑA, FRANCIA Y EL EMPLEO

España registró en 2016 el mayor déficit de un país de la zona euro, con un 4,5% del PIB y en línea de su compromiso de reducción pactado con Bruselas. Según las previsiones de la Comisión, Madrid reducirá este indicador al 3,2% en 2017 y al 2,6% un año después.

No obstante, Bruselas urge a Madrid a “una revisión global de los gastos” para ver dónde puede “aumentar la eficiencia del gasto”, así como a “reforzar la coordinación entre los servicios autonómicos de empleo, los servicios sociales y las empresas” y “promover la contratación por tiempo indefinido”.

“Son recomendaciones perfectamente asumibles”, aseguró el ministro de Economía español, Luis de Guindos.

Según Eurostat, España registró en marzo un desempleo del 18,2%, casi el doble de la media de la zona euro y la Comisión estima que se reducirá progresivamente hasta el 15,9% en 2018.

Al Gobierno francés de Emmanuel Macron, a quien Moscovici reclamó el 9 de mayo reducir el déficit por debajo del 3% en 2018, la Comisión Europea también pide realizar esfuerzos en el terreno del empleo, especialmente “para mejorar el acceso al mercado laboral” y la “integración de migrantes”.

Francia, la segunda economía de la zona euro, sería en 2018 el único país del euro en superar el techo fijado por las reglas europeas, con un 3,2%, después de registrar un 3% un año antes, en base a las previsiones comunitarias. El desempleo pasaría del 10,1% en 2016 al 9,6% dos años después.

En sus recomendaciones para el semestre europeo, Italia se mantiene en el punto de mira de la Comisión por su elevado nivel de deuda pública (el segundo más alto en la zona euro después de Grecia), por lo que el ejecutivo insiste en la necesidad de aplicar reformas económicas.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada