CCOO y UGT mantienen su petición de subidas salariales entre el 1,8 % y el 3 por ciento

sindicatosCCOO y UGT han mantenido, en su última propuesta enviada a las patronales, su petición de que los salarios suban este año entre el 1,8 % y el 3 % así como la necesidad de incluir cláusulas de garantía salarial.

En un comunicado, los dos sindicatos señalan que la recuperación del poder de compra de los salarios y la cláusula de garantía “son un elemento importante para impulsar la demanda interna y consolidar el crecimiento económico y la creación de empleo de calidad, estable y con derechos”.

Según señaló ayer el líder de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, esta sería la última propuesta que enviarían en el marco de la negociación colectiva de este año a CEOE y Cepyme, de las que esperarán “una llamada” para saber si hay acuerdo o no.

Las conversaciones entre ambos agentes están paradas desde hace dos meses, cuando la patronal presentó su última propuesta salarial, que constaba de una subida de entre el 1 % y el 2 %, con medio punto más adicional en función del sector.

Esta oferta, que remitió por carta a los sindicatos, supuso una mejora con respecto a la postura inicial (que partía de la congelación y llegaba al 1,5 %).

Con el documento enviado hoy, los sindicatos se reafirman en su petición de alzas de entre el 1,8 % y el 3 %, así como en la necesidad de que se incluyan cláusulas de garantía salarial que compensen si la inflación termina el año por encima de lo pactado inicialmente de 2017.

No obstante, los sindicatos añaden que los incrementos pactados “tendrán en cuenta la evolución de las empresas y particularmente la productividad con el fin de no agotarla”.

La propuesta para este acuerdo -que sirve de guía en la negociación en empresas y sectores- también incluye propuestas sobre absentismo, igualdad, convenios o formación.

En el primer punto, los sindicatos apuntan a que las mutuas, de acuerdo con el Sistema Nacional de Salud, “deberán tomar un mayor protagonismo en el tratamiento de las bajas traumatológicas de origen no laboral”.

Y consideran necesario que los “servicios, instalaciones, recursos humanos y medios tecnológicos de las mutuas” puedan ponerse a disposición de los sistemas públicos para anticipar los procesos de recuperación y rehabilitación.

También plantean diversas medidas para la erradicación de situaciones de discriminación y de desigualdad, que se garantice la ultraactividad de los convenios y planes para la formación.

En este punto, plantean el desarrollo de un mapa de las comisiones paritarias, cambiando su nombre y reduciendo su número actual.

Proponen además que la formación en las empresas pueda ser cofinanciada por estas y se desarrolle mediante acuerdos de empresa, suscritos con la representación de los trabajadores.

“Los recursos para la formación dual deberían proceder de las políticas activas de empleo y del propio sistema educativo”, apuntan.

“Los fondos de formación deben ser estables, suficientes, equitativos y transparentes. La cuota de formación debe tener carácter finalista”, añaden.

También proponen la creación de un Consejo de Relaciones Laborales y de Negociación Colectiva, que podría ser bipartito o tripartito, es decir también con presencia del Gobierno, con la financiación y funciones “que se establezcan en su momento”.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada