Isidro Figueiredo, presidente de la Cámara Municipal de Oliveira de Azeméis: “En algunas tradiciones somos pioneros”

El presidente de la Cámara Municipal de Oliveira de Azeméis el pasado sábado en su despacho.

El presidente de la Cámara Municipal de Oliveira de Azeméis el pasado sábado en su despacho.

Que ‘Azeméis é vida’, como reza su lema con el logo de un corazón, es verdad.  Oliveira de Azeméis es vida porque el paro es “residual”, tan solo del 5% cuando en Portugal está en más del 10%. “aquí no trabaja quien no quiere” afirma el presidente de la Cámara Municipal, Isidro Figueiredo, a Grupo ES.

Entre los oliveirenses hay vida porque hay trabajo en la industria, se invierte y se exporta. Localizado entre Aveiro y Oporto (a 20 minutos), Azeméis es fuerte en el sector del calzado y la industria del ramo de la metalurgia y metalomecánica (fabricación de moldes), plásticos (sobre todo para componentes para la industria del automóvil) así como colchonería, cobre y lozas metálicas.

Otro sector pujante es la industria agroalimentaria del sector lácteo (leche, yogur, mantequilla, queso) y, aunque no produce arroz, aquí se descascarilla y se embala el 60% de la producción de Portugal para los grandes mercados. Este municipio figura en la lista de los 10 municipios de la Región Norte que más exportan para la Unión Europea (UE). Entre los principales mercados, no solo europeos, destacan Francia, España, Reino Unido, Alemania, EUA, Rusia, Angola y Suiza.

Vida, mucha vida, es la que este pasado fin de semana desbordaba por sus calles del centro histórico “zona que está viejecita y hay que recalificar”, apunta el presidente de Azeméis. En ese núcleo se vivió una gran fiesta, Mercado á Moda Antiga. Un evento anual desde 1997, por iniciativa de un grupo recreativo y cultural con el apoyo de la Cámara, que implicó, en esta edición, al movimiento asociativo local que agrupa más de 200 asociaciones de las que 84 estuvieron presentes en ese Mercado á moda Antiga. Por eso hay vida. Entre otras actividades, se desarrolló un Encuentro Internacional de Concertinas (instrumento musical parecido a nuestro acordeón pero más difícil de interpretar) con 320 participantes.

Y también hay vida en Azeméis porque los oliveirenses no renuncian a su tradición. Al contrario la recuperan y la protegen. El presidente advierte que “en algunas tradiciones somos pioneros”. Es el caso de la industria del vidrio en Portugal que tuvo su cuna en Azeméis, explica el regidor. Nació en la Quinta do Côvo, en la freguesia de São Roque. Una actividad que perduró durante 500 años en Oliveira de Azeméis comenzando en el siglo dieciséis con la primera fábrica de vidrio de Portugal. Serviría más tarde para inspirar a la actual industria de moldes.  La Cámara Municipal quiere perpetuar esta artesanía del vidrio y para ello cuenta con un artesano que trabajó y vivió la época floreciente de esta industria hasta que la fábrica de Covô cerró en 1924. Hoy trabaja en el centro Interpretativo del Vidro (CIV) en el parque de la Salette. En cooperación con la Universidad de Aveiro y la Fábrica de Ciencia Viva  se prepara una nueva infraestructura como es la Antigua casa Mateiro –propiedad del antiguo propietario del Centro Vidreiro do Norte de Portugal- para crear una Escuela del Vidrio, además de zonas expositivas e interpretativas. Por eso decimos que la industria del vidrio está viva, hay vida, en Oliveira de Azeméis.

También rezuma vida su gastronomía. A vuela pluma hay que referirse al Pão de Ul y la Regueifa de Ul referencias gastronómicas por excelencia. El pan de Ul está camino de conseguir su certificación, confirma Figueiredo. Un producto genuino que mantiene sus características y propiedades desde hace tiempo.  Esta tradición se puede conocer y degustar en el Parque Temático Molinológico en todo su ciclo. Por su parte, la regueifa es un manjar típicamente oliveirense que se hace con la misma masa del pan y se añade  azúcar y canela.

El presidente de la Cámara destaca también los Beijinhos de Azeméis, la vitela (ternera) y el cabrito. Estos y otros productos gastronómicos oliveirenses “pueden rivalizar a nivel gastronómico con otros productos de otras regiones de Portugal”, afirma.

No hay que olvidar las Papas de São Miguel hechas con harina de maíz nuevo, feijão blanco, nabiza y carnes maridadas en vinha d’alho. Para su defensa se creó, en 2006, la Confraría das Papas de São Miguel. Otra cofradía defiende también la tradición gastronómica, Confraría do arroz y sabores de Azeméis. Como se puede observar su gastronomía también está viva.

El presidente se refiere también a los éxitos deportivos de la ciudad. Entre las pruebas realizadas destacan el futbol sala, ciclismo (Volta a Portugal en bicicleta,  Copa de Portugal y Memorial Bruno Neves), Hockey sobre patines, BTT, Baloncesto y tenis.  Y está deseoso de incrementar la actividad físicas y deportiva, formal e informal, complementaria con ciclo vías para descontaminar la ciudad.

Los desafíos “son muchos”, afirma Isidro Figueiredo, y los ciñe “a las necesidades básicas de la población”.

En el ámbito educativo, que tan bien conoce ya que fue concejal de Educación, Azeméis “es uno de los 14 concellos de los 308 en proceso de descentralización de competencias”, señala. Por eso, muchas de las decisiones educativas se toman ya en el municipio sin pasar por Lisboa.

En el área social también hay un conjunto de políticas centradas en la población de la Tercera Edad –los ‘seniors’, llaman aquí- “para que se mantengan ocupados, que no se queden en casa, ni se dejen vencer por lo años, por la vejez y estén en permanente actividad”, dice.

Y vuelve a señalar que los desafíos no son grandes edificios o infraestructuras aunque hay proyectos importantes como el Cine-Teatro Caracas y la Plaza o Mercado Municipal.

A los empresarios gallegos y españoles los invista a conocer el municipio y les anima a instalarse por “los niveles de desarrollo que harán que encuentren en Azeméis infraestructuras capaces de acoger sus proyectos de negocios”.  Y esa inversión “será bien acogida por parte del municipio y de los empresarios que ya están instalados aquí. Ciertamente podrán rentabilizar sus negocios aquí”. Y es que Azeméis es vida.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
21