Arroutado, Siradella y Clínicas Gaias luchan por el triunfo en la Regata Ramiro Carregal Rey

Espectáculo visual y táctico que ofrecieron los más grandes de la flota, como el Arroutado, de José Manuel Pérez, patroneado por Iago López Marra.

Espectáculo visual y táctico que ofrecieron los más grandes de la flota, como el Arroutado, de José Manuel Pérez, patroneado por Iago López Marra.

Hasta cuatro tentativas de salida tuvo que anular el Comité de la XVIII Regata Ramiro Carregal Rey, las tres primeras por fuera de línea masiva de los veleros al ser la corriente submarina reinante en la Ría de Muros y Noia superior en intensidad a la del propio viento, empujando los barcos por encima de la línea antes de que terminase el procedimiento, siendo la cuarta por caída total de la componente.

A la quinta  y con un viento del oeste, se logró poner en marcha esta XVIII edición del Gran Trofeo Faro de Corrubedo, que trazaba una derrota marítima entre Portosín, cuyo Real Club Náutico es el organizador, y Riveira, del que su Club Náutico y Deportivo es colaborador.

Espectáculo visual y táctico que ofrecieron los más grandes de la flota, como el Arroutado, de José Manuel Pérez, patroneado por Iago López Marra; el Siradella, de Francisco Gude y César Álvarez; el Clínicas Gaias, el nuevo proyecto de José María Peinó; el Samtorum&Martínez, de Javier Durán; o el Galimplant, de Pedro Pazos, que llevaba en la mayor a Pancho González; resaltando la labor realizada por los veleros del resto de categorías como el Ría de Arousa, de Manuel Pombar; el Arousa VI, de José Luís Torres Colomer; o el Ziralla Primero, de Ramón Barreiro, entre otros.

Casi 30 millas de recorrido costero en este primer día, sin resultados concluyentes debido a lo largo de la travesía, que algunos barcos tardarán en completar. Estos mismos resultados, se sumarán en la jornada dominical a los dos barlovento-sotavento que completarán el cuadro de la competición por el interior de la Ría de Arousa, con salida desde las inmediaciones del Club Náutico y Deportivo de Riveira, a las 12.00 horas del mediodía.

A medida que las tripulaciones arribaban en Riveira, Ramiro Carregal era anfitrión en el Náutico Deportivo de una merienda marinera en sus instalaciones, momento de repasar el día de regata e intercambiar experiencias.

 

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada