Cae la inflación en la zona euro, con el desempleo más bajo desde 2009

Una mujer pasa por delante de una tienda de productos para el hogar en la ciudad griega de Tesalónica.

Una mujer pasa por delante de una tienda de productos para el hogar en la ciudad griega de Tesalónica.

El desempleo registró en abril su nivel más bajo desde marzo de 2009, señal que confirma la recuperación en la zona euro tras años de crisis, pero insuficiente para que el Banco Central Europeo (BCE) revise su política, dada la nueva caída de la inflación en mayo.

“El BCE tiene una situación complicada, entre un crecimiento robusto y una débil presión sobre los precios, lo que comporta expectativas divergentes sobre su política”, subrayó Bert Colijn, analista del banco holandés ING.

Tras años de crisis desde el crash financiero mundial de 2008, la economía de los 19 países del euro registró una expansión del 0,5% en el primer trimestre de 2017, en la línea de los tres meses anteriores, y podría terminar el año en el 1,7% en su conjunto, según las previsiones de la Comisión Europea.

Y el desempleo, que alcanzó en el momento álgido de la crisis de la deuda un 12,1% entre abril y junio de 2013, cayó de nuevo una décima en abril al 9,3%, su nivel más bajo desde marzo de 2009, indicó este miércoles la oficina europea de estadísticas Eurostat.

Pero pese a esta recuperación económica, el presidente del BCE, Mario Draghi, ya advirtió el lunes que sigue “firmemente convencido” en mantener su expansiva política monetaria, ya que la inflación sigue siendo insuficiente en la región.

Los datos publicados por Eurostat este miércoles confirman esa visión. La inflación en la Eurozona se desaceleró en mayo al 1,4%, desde el 1,9%, y la inflación subyacente, que no tiene en cuenta los volátiles precios de la energía ni de los alimentos no elaborados, retrocedió también al 0,9%.

El Banco Central Europeo busca una inflación cercana aunque inferior al 2%, considerada como beneficiosa para los 19 países del euro, un registro que alcanzó en febrero antes de caer medio punto un mes después.

- Un BCE ‘prudente’ -

Ante este panorama, la institución monetaria con sede en Fráncfort (oeste de Alemania), que tiene una reunión sobre su política el próximo 8 de junio en Tallín, se “mantendrá prudente”, asegura Colijn, para quien es más probable “una inflación más baja en 2017″ que “un repunte al 2%”.

El BCE evaluará en el encuentro en la capital de Estonia los riesgos que pesan sobre el crecimiento y la inflación, antes de decidir sobre sus acciones para el próximo periodo.

Sin embargo, visto el nivel de inflación, la institución dirigida por Draghi debería mantener sus tipos de interés a niveles históricamente bajos y su compra masiva de activos para dinamizar la economía europea.

Aunque el BCE no cambie su política a corto plazo, podría sin embargo mostrarse más optimista en la comunicación final del encuentro, en la que ya no incluya una nueva bajada de los tipos de interés como una eventual perspectiva, según analistas.

“Esperamos que el BCE suprima la referencia a una posible reducción de los tipos de interés”, estima Jack Allen, analista de Capital Economics.

- Desempleo, desigual -

Pese a que el desempleo sólo afectó en abril a unos 15 millones de ciudadanos de la zona euro, la cifra sigue siendo más elevada en los países del sur de Europa, más castigados por la crisis.

Frente a Alemania, la primera economía de la zona euro, que registró de nuevo en abril la tasa más baja de la zona euro (3,9%), Grecia lidera los países con más desempleo con un 23,2% (cifras de febrero), seguida de España con un 17,8% el mes pasado.

El desempleo juvenil en los países del euro, que es más elevado, registró un nuevo descenso en abril, al 18,7%. En España, la cifra de menores de 25 años sin empleo cayó por debajo de la barrera del 40%, en el 39,3% en abril, sólo superada por Grecia (47,9% en febrero).

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada