Los estibadores están preocupados por un posible cambio de actitud de Anesco

El coordinador general de la Cetm (Coordinadora de Estibadores Portuarios), Antolín Goya (d), frente al director gerente de la patronal Anesco, Pedro García (3i), durante la reunión que mantienen hoy en un hotel de Madrid para intentar sellar un acuerdo que ponga fin al conflicto del sector provocado por la modificación del régimen de los trabajadores portuarios, en cumplimiento de una sentencia europea.

El coordinador general de la Cetm (Coordinadora de Estibadores Portuarios), Antolín Goya (d), frente al director gerente de la patronal Anesco, Pedro García (3i), durante la reunión que mantienen hoy en un hotel de Madrid para intentar sellar un acuerdo que ponga fin al conflicto del sector provocado por la modificación del régimen de los trabajadores portuarios, en cumplimiento de una sentencia europea.

Los sindicatos de estibadores, liderados por la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (Cetm), han cambiado el optimismo con el que encaraban la semana pasada la negociación con Anesco por “un alto grado de preocupación” por “un posible cambio de actitud” por parte de la patronal.

El coordinador general de la Cetm, Antolín Goya, ha señalado hoy a los periodistas antes de la reunión con Anesco que, tras el principio de acuerdo alcanzado el pasado 22 de mayo, “teníamos un nivel de optimismo considerable”, pero ahora “nos preocupan las continuas declaraciones por parte de la patronal, cuestionando lo que se había hablado la semana pasada”.

A ello se suma la falta de respuesta por parte de la patronal a una propuesta de subrogación y de mantenimiento de los centros portuarios de empleo (CPE) enviada por los sindicatos.

Al no recibir “ninguna respuesta” a su propuesta y “ese posible cambio de actitud” de la patronal, los sindicatos han acudido a la reunión “con un alto nivel de preocupación”, aunque “con la misma voluntad que teníamos”, ha agregado Goya.

Los sindicatos notan que “algo ha debido cambiar” por parte de la patronal, para que, después de que la semana pasada la subrogación fuese un tema que estaba claro que se ponía sobre la mesa, “dos días más tarde diga que no ha dicho eso y lo que quiere es hablar y negociar mucho”.

“Hoy tengo un alto nivel de preocupación porque nadie ha sabido aclararme en qué términos está la negociación”, ha indicado.

Tras el principio de acuerdo alcanzado la semana pasada con Anesco, los sindicatos suspendieron las cinco primeras jornadas de huelga de las ocho anunciadas, pero quedan aún pendientes las tres últimas, previstas para los días 5, 7 y 9 de junio.

Goya ha explicado que, para que se anulen estas tres jornadas de huelga, tiene que haber un compromiso sobre la mesa de mantenimiento del empleo y de las condiciones y sobre todo debe aclararse si “nosotros somos sus trabajadores y ellos nuestras empresas”.

“Lo que no tendría ninguna lógica es que unos empleados de nadie estén discutiendo con unas futuras empresas que pueden ser o no sus empleadores”, ha matizado Goya, para añadir que, “si eso está claro, daremos un marco de normalidad para seguir con la negociación”.

Según Goya, “unas empresa y sus trabajadores pueden tener un proceso de negociación largo en los temas que se necesiten, pero la primera premisa es saber si nosotros somos sus trabajadores y ellos nuestras empresas”, ha insistido.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada