Portugal, el paraíso ahora deseado por los famosos

La actriz italiana Monica Bellucci.

La actriz italiana Monica Bellucci.

El aterrizaje de Madonna en Lisboa ha confirmado la tendencia que alcanza desde Monica Bellucci a Christian Louboutin: Portugal es el nuevo epicentro de los famosos, que compran casa en el país atraídos por la tranquilidad y seguridad de la considerada California europea.

El encanto de Lisboa, las playas del Algarve y los llanos del Alentejo han ganado en seducción en los últimos meses sin que esté claro cómo comenzó el trasiego, aunque muchos apuntan a que se inició a gran escala cuando el actor John Malkovich dijo que quería jubilarse en Portugal.

Entre los primeros en pasar del deseo a la realidad figuran los diseñadores Christophe Sauvat y Christian Louboutin, el creador de los zapatos que siempre pisan en rojo, y que cuenta desde hace años con casa en Lisboa y refugio en la región del Alentejo.

Son los comienzos sólidos de una tendencia que cobra fuerza entre las “celebridades” que convierten Portugal en su segunda casa y disfrutan del sol y el carácter luso, alejado de los tópicos y dotado de una calidez que elogian los también residentes, Eric Cantona o Monica Bellucci.

La actriz italiana revolucionó Lisboa en noviembre, cuando se filtró, rompiendo la habitual discreción que rodea este tipo de transacciones, que había comprado casa en el centro de la ciudad.

Ahora le sigue los pasos Madonna, que ha publicado en su cuenta de Instagram sugerentes instantáneas del Monasterio de los Jerónimos o un paseo a caballo en playas de la región del Alentejo, a la que sus seguidores denominan la “California de Europa”.

Tras ser vista pidiendo información sobre colegios, parece inminente la llegada de la reina del pop a Portugal, donde la prensa, afanada por descubrir dónde vivirá, ha dado casualmente con otra sorpresa: Phil Collins también se dirige a Lisboa.

Ambos están interesados, afirma la prensa lusa, en el mismo inmueble del céntrico barrio lisboeta de Chiado, de cinco plantas y con un precio que ronda los 25 millones de euros (28,1 millones de dólares).

La acumulación de nombres conocidos responde a una tendencia observada desde 2013 en el mercado inmobiliario de lujo, cuenta a Efe el director de la Asociación de Profesionales y Empresas de Mediación Inmobiliaria de Portugal (Apemip), Luís Lima, que habla de un “fuerte aumento de la demanda”.

Ha aumentado la venta de todo tipo de casas, pasando de las 87.215 en 2014 hasta las 127.106 en 2016, pero en el lujo el empuje, sin datos concretos por el secretismo de clientes y operadores, responde según los expertos a la apertura a la inversión extranjera, la calidad de vida y, “por encima de todo”, la seguridad.

Esa seguridad ha provocado, por ejemplo, que sean cada vez más los franceses que buscan mercado de lujo en Portugal, tras abandonar sus zonas tradicionalmente preferidas, como el norte de África, destaca a Efe César Moreira Martinho, socio gerente de Luxury Property Selection.

Esta empresa, especializada en el mercado de lujo del Algarve, y concretamente en la selecta Quinta do Lago, con viviendas que pueden llegar a superar los 11 millones de euros (12,4 millones de dólares), asegura que los inmuebles de alta gama “se venden inmensamente bien”, alentados por la apertura de Portugal tras una crisis que jamás les afectó.

“Ahora se venden a una velocidad como nunca vimos. Cuanto más se vende parece que más demanda hay”, apunta Moreira Martinho.

La Quinta do Lago es su mejor ejemplo. Entre 250 y 300 “villas”, con un terreno promedio de 2.000 metros cuadrados se adquieren para demoler las casas que contienen, de unos 600 metros, y levantar espectaculares residencias de más de 1.000 metros cuadrados.

El resultado son propiedades de “entre ocho y catorce millones de euros (de 9 a 15,7 millones de dólares) dependiendo de los acabados”, que despiertan interés de británicos, franceses y holandeses, mercado tradicional, pero ahora también de clientes de Emiratos Árabes y China.

Para explicar el boom en esta zona, Moreira Martinho no duda: “Las noticias a nivel internacional apuntan a que Portugal está de moda”.

“Portugal está en boca de todo el mundo, que busca sin tener expectativas muy elevadas y acaba por encontrar grandes cosas mucho más evolucionadas y modernas que hace cinco años. Se ha vuelto un país agradable a ojos de los extranjeros”, incide.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada
1