Empresa y mercados, inquietos por la incertidumbre tras las elecciones británicas

Logotipo a la entrada de la bolsa de Londres (Reino Unido).

Logotipo a la entrada de la bolsa de Londres (Reino Unido).

La empresa y los mercados financieros mostraron hoy su inquietud por la incertidumbre creada en el Reino Unido después de que ningún partido obtuviera la mayoría absoluta en las elecciones generales del jueves, lo que dificultará las negociaciones del “brexit”.

La libra cayó más de un 2 % tras conocerse que el Partido Conservador de la primera ministra, Theresa May, redujo su mayoría parlamentaria de 330 a 318 escaños -de un total de 650 que tiene la Cámara de los Comunes-, lo que la obliga a pactar con otras fuerzas políticas para poder gobernar y la expone a los críticos dentro de su formación.

Además, May, que convocó estas elecciones anticipadas precisamente para ampliar su mayoría en el Parlamento, ha quedado debilitada para negociar con Bruselas la salida del país de la Unión Europea.

La libra recuperó algo de terreno al final de la jornada y bajó un 1,39 % frente al euro, hasta 1,139 euros, y un 1,67 % frente al dólar estadounidense, hasta 1,273 dólares.

La Bolsa de Londres culminó por su parte la sesión con un avance del 1,04 %, a 7.527,33 enteros, impulsada por la depreciación de la divisa, que favorece a las multinacionales que facturan en otras monedas.

May confirmó hoy que formará un Gobierno en minoría con el apoyo táctico del Partido Democrático Unionista (DUP) norirlandés, aliado histórico de los “tories” ingleses, y se mostró dispuesta a iniciar las conversaciones con la UE en el plazo previsto de diez días.

Sin embargo, Azad Zangana, economista de la firma de servicios financieros Schroders, avisó de que el pacto con el DUP puede ser problemático, pues “conllevará concesiones” y “la búsqueda de consenso para impulsar hasta el más pequeño cambio legislativo”.

El presidente de la consultora Cebr, Douglas McWilliams, advirtió de que la alianza con los unionistas “supondrá un alto precio” y alertó de que May, cuyo liderazgo está en entredicho tras el retroceso electoral, “podría ser obligada a dimitir por sus propios colegas de partido”.

La Corporación de la City de Londres, el ayuntamiento del distrito financiero londinense, pidió “un Gobierno seguro y eficaz” para negociar el “brexit” y recordó que “a los mercados no les gusta la inestabilidad”.

La directora general de la patronal de empresarios Confederación de la Industria Británica, Carolyn Fairbairn, dijo por su parte que el próximo Ejecutivo “debe dar prioridad a la economía” en un momento “serio” para el país.

“A solo diez días de empezar las negociaciones sobre el ‘brexit’, el Reino Unido debe actuar rápido”, afirmó.

“Las prioridades deben ser acordar medidas transitorias (para suavizar la salida) y garantizar los derechos de los ciudadanos comunitarios”, manifestó.

La asociación de las Cámaras de Comercio Británicas (BCC) lamentó que el resultado “dividido” de las elecciones del jueves ha añadido “todavía más incertidumbre” para las empresas, que ya afrontan otros desafíos, como “la fluctuación de la moneda, el aumento de los costes y el impacto potencial del ‘brexit'”.

Los sindicatos británicos alabaron por su parte el avance electoral de los laboristas del socialdemócrata Jeremy Corbyn, que sumaron 29 escaños, hasta 261, y pidieron al Gobierno acabar con las medidas de austeridad y mejorar los derechos de los trabajadores.

El Gobierno británico afronta las negociaciones con Bruselas no solo con una débil base parlamentaria sino también con una economía en desaceleración -el crecimiento del PIB se ralentizó hasta el 0,2 % en el primer trimestre-, salarios bajos y una inflación creciente, lo que ha afectado a la demanda interna.

Los comentaristas no descartan además que, si May no logra reforzar su mandato, se vea obligada a dimitir, lo que llevaría a unas elecciones internas entre los conservadores para sustituirla, o a convocar nuevas elecciones en los próximos meses.

Print Friendly
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada