Vargas (AENA) dice que el Estado y los fondos conviven bien en el accionariado

El presidente y consejero delegado de AENA, José Manuel Vargas.

El presidente y consejero delegado de AENA, José Manuel Vargas.

El presidente de AENA, José Manuel Vargas, ha señalado hoy que, de momento, la compañía no tiene problemas para conciliar las dos diferentes culturas que conviven en el seno de su accionariado: el Estado y los inversores privados, porque la acción “va muy bien”.

No obstante, la situación podría cambiar en el momento en que el negocio no fuese tan bien, ha advertido Vargas en su intervención en el V Foro Anual del Consejero, organizado por El País, KPMG, IESE, AON y Heidrick & Struggles.

Preguntado por cómo se concilia la situación cuando se tiene al Estado como accionista mayoritario (con el 51 % del capital a través de Enaire) y un fondo “muy activista” como el británico The Children’s Investment Fund Management (TCI), Vargas ha reconocido que es “una labor compleja”.

Ha explicado que en una compañía como AENA, que tiene unos activos críticos desde el punto de vista de servicios públicos como son los aeropuertos, un sector que, por otro lado, se mueve en un entorno de muchos cambios, tener dos culturas “extraordinariamente distintas” es “muy complicado”.

La normativa pública es “muy rígida porque tiene que ser así” y el sector privado, y especialmente los fondos, piden agilidad y aplicación de criterios generalmente aceptados en el mundo de los negocios, ha precisado.

“No voy a decir que no haya discusiones y que no haya puntos de vista distintos, pero de momento somos capaces de llevarlo bien, especialmente porque la acción va muy bien”, ha matizado.

En la situación actual, la compañía va muy bien porque, entre otras razones, el turismo español vive un momento muy bueno, lo que evidentemente impacta positivamente en la compañía, ha añadido.

El ámbito de discrepancia entre lo que es el Estado y lo que son los accionistas privados “está en un segundo plano en la medida en que las buenas cifras conforman a todos”, pero “probablemente caso distinto será el día que las cosas no vayan tan bien porque la economía es cíclica”, ha alertado.

En su opinión, si no se han arreglado algunas cosas antes de que eso suceda, probablemente, esas diferencias entre lo que es el mundo de los negocios, que requiere un cierto nivel de agilidad, y el público, que está orientado a solucionar otro tipo de problemas, se pondrá en evidencia.

Vargas ha recordado que ahora mismo AENA es la compañía con mayor capitalización bursátil del sector aeroportuario del mundo y, aunque las cifras actuales son muy buenas, se trata de un negocio regulado, por lo que “los niveles de margen de negocio están limitados por la propia regulación”.

Desde su punto de vista, el futuro de la compañía pasa por “una visión más internacional”, ya que el mundo de las infraestructuras aeroportuarias se está configurando cada vez más como un mercado global” y es donde AENA “puede tener probablemente espacio para crear un valor de futuro”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada