La UE aprueba un nuevo techo de gasto hasta 2020 tras el desbloqueo de Londres

Detalle de varias monedas de euro.

Detalle de varias monedas de euro.

Los países de la Unión Europea (UE) dieron hoy el visto bueno a la revisión de su marco financiero plurianual para el periodo 2014-2020, que incluye su techo de gasto, después de que Reino Unido haya levantado el bloqueo a la aprobación que mantenía por las restricciones de su ley electoral.

Este marco, que fija los márgenes de gasto para las diferentes partidas en los ejercicios que comprende, fue revisado en noviembre para ajustarlo a las nuevas necesidades financieras de la UE, especialmente las derivadas de crisis migratoria, pero su aprobación, prevista para mayo, quedó en suspenso por la campaña electoral británica.

El Reino Unido bloqueó entonces la decisión alegando que su ley electoral impide al Gobierno tomar decisiones de calado en campaña para los comicios.

Hoy, ya pasados las elecciones del 8 de junio, Londres ha permitido su aprobación pese a abstenerse en la votación, algo que también a hecho Italia por considerar que los aumentos del gasto y la flexibilidad prevista en la revisión no son suficientes.

Los cambios, que entrarán en vigor en veinte días, establecen que se destinarán 6.000 millones de euros adicionales entre 2017 y 2020 para las principales prioridades de la UE.

De estos, 2.500 millones se destinarán a gestionar la inmigración, mejorar al seguridad y reforzar el control de las fronteras externas, mientras que 1.400 millones se dedicarán a atajar las causas de raíz de este fenómeno.

Por otra parte, se concederán 2.080 millones más para estimular el empleo, de los que la mayor parte (1.200 millones) irán a la Iniciativa por el Empleo Juvenil, el programa estrella de Bruselas contra el paro entre ese colectivo.

Asimismo, 300 millones se destinarán al proyecto de transporte Conectando Europa; 200 millones para Horizonte 2020, programa dedicado a la a ciencia, y 100 millones para el programa de intercambio educativo Erasmus+.

También se eleva la dotación de los llamados “instrumentos flexibles” destinados a hacer frente a necesidades imprevistas, como la Reserva de Ayuda de Emergencia, que pasará de 280 a 300 millones de euros de dotación, y el denominado Instrumento de Flexibilidad, que aumenta sus fondos hasta 646 millones de euros.

Por último, se da más margen para reutilizar en los años 2019 y 2020 los fondos que no se hayan usado en ejercicios anteriores, lo que según el consejo “reducirá el riesgo de que se acumulen excesivas facturas sin pagar”.

La Comisión Europea presentó en mayo el borrador de presupuesto comunitario para 2018 y advirtió de que si la revisión del marco plurianual no salía adelante habría que cambiarla.

Sorteado el escollo, la propuesta seguirá ahora su curso legislativo: los países negociarán la introducción de enmiendas con el fin de llegar a un acuerdo antes del 12 de julio, documento que luego será trasmitido al Parlamento en septiembre para que proponga sus cambios de cara a pactar el presupuesto final entre ambas instituciones hacia noviembre.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada