Bruselas revisa las normas de resolución bancaria tras la intervención del Popular

El vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, ofrece una rueda de prensa sobre la revisión a medio plazo de la unión de los mercados de capitales en Bruselas (Bélgica).

El vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, ofrece una rueda de prensa sobre la revisión a medio plazo de la unión de los mercados de capitales en Bruselas (Bélgica).

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para el Euro, Valdis Dombrovskis, indicó hoy que el Ejecutivo comunitario y las autoridades de resolución y supervisión bancaria de la eurozona estudian cómo mejorar las medidas de intervención temprana tras la resolución del Banco Popular.

“Los poderes de intervención temprana están totalmente disponibles bajo las reglas europeas, así que esta es también un área en la que estamos considerando con el Mecanismo Único de Supervisión y la Junta Única de Resolución si pueden mejorarse las reglas y cuándo”, dijo Dombrovskis en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo.

El comisario se pronunció así preguntado por las demandas de la presidenta de la Junta Única de Supervisión, Daniel Nouy, que este lunes defendió ante la misma comisión parlamentaria la necesidad de revisar las medidas de intervención temprana con que cuenta esta institución a raíz de la experiencia adquirida durante la resolución de Popular, la primera comandada por estas instituciones europeas.

Dombrovskis, responsable también de la cartera de servicios financieros, señaló que el objetivo de esta intervención temprana es “estabilizar las dificultades de los bancos y evitar la resolución y liquidación” y subrayó que “es importante que haya interacción entre la supervisión normal y la intervención temprana”.

Nouy se quejó la víspera de que las reglas actuales dejan poco margen al supervisor para utilizar estos poderes de acción temprana puesto que exigen actuar con “proporcionalidad” y ejercer la “mínima acción” para obtener resultados, motivo por el que no se tomaron estas medidas en el caso de Popular pese al deterioro de su situación.

Por otro lado, cuestionado sobre el hecho de que Popular acabase en resolución pese a haber superado las pruebas de estrés de la Autoridad Bancaria Europea, Dombrovskis se limitó a señalar que “el Banco Popular fue el tercer peor banco en el ejercicio de 2016″.

Recordó que se llevaron a cabo inspecciones “in situ” de la entidad y ampliaciones de capital.

“Ahora necesitamos reunirnos y ver cuáles son las implicaciones prácticas (de la resolución), que pasos más son necesarios”, dijo el comisario europeo.

Dombrovskis reiteró a preguntas de los eurodiputados que el caso de Popular es diferente del italiano Monte dei Paschi, que recibirá una recapitalización cautelar por parte del Estado italiano.

El comisario aclaró que la recapitalización con dinero público de Monte dei Paschi fue posible puesto que el Banco Central Europeo concluyó que la entidad era solvente, condición indispensable para utilizar esta herramienta, mientras que Fráncfort declaró “inviable o con posibilidades de serlo” al Popular, lo que cierra las puertas a la recapitalización.

“Esta es la diferencia principal entre los dos casos, el análisis del Mecanismo Único de Supervisión”, dijo.

El Banco Popular fue intervenido y vendido posteriormente por un euro al Banco Santander el 8 de junio en una operación que conllevó que accionistas y tenedores de deuda subordinada perdiesen toda su inversión.

Print Friendly, PDF & Email
Me gusta
Me gusta Me encanta Me divierte Me asombra Me entristece Me enfada